cabecera
    26 de noviembre de 2014

El Rey moviliza a los grandes empresarios españoles

Con el tradicional secretismo de las reuniones importantes, la Casa Real citó el pasado martes, aunque no ha trascendido nada hasta este fin de semana, a los grandes empresarios españoles a un cara cara en el marco del Consejo Empresarial para la Competitividad, que reúne periódicamente a las 16 grandes compañías españolas, para mantener un encuentro con Don Juan Carlos.

El monarca, que días antes hacía pública su preocupación por la situación económica y social que atraviesa nuestro país en una entrega de becas en Barcelona, estuvo flanqueado con Emilio Botín, presidente del Banco Santander, y por Francisco González, presidente del BBVA, aunque a la reunión, que se prologó durante dos horas, también acudieron los máximos responsables de Telefónica, El Corte Inglés, Mango, Ferrovial, Iberdrola, Mercadona, Inditex o La Caixa, entre otros.

Sólo se ausentó Antonio Brufau, presidente de Repsol, que se excusó del Consejo Empresarial por los tensos acontecimientos que está viviendo su compañía en Argentina.

Don Juan Carlos pidió a los empresarios y banqueros que pusieran todo de su parte para intentar sortear el difícil escenario por el que atraviesa el país a través de la contratación, el incentivo económico y el crédito a Pymes, autónomos y particulares.

El Rey cree que el Gobierno de Mariano Rajoy ya está poniendo todo de su parte para salir de la crisis y que ahora les toca a las grandes fortunas y a las principales empresas tirar también del carro, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

La sensación del Rey es que la crisis no se superará sólo a golpe de reforma y por eso ha pedido a los empresarios, como días antes lo hizo con los agentes sociales en una reunión en La Zarzuela, toda su implicación, dentro y fuera de España, para recuperar la salud económica y reducir el índice de desempleados, en especial la tasa de jóvenes en situación de paro.

Compartir en Meneame