cabecera
    26 de octubre de 2014

los expertos apoyan el copago

"La Sanidad universal y gratuita no tiene el menor sentido"

“La Sanidad universal y gratuita no tiene el menor sentido”, “no podemos seguir teniendo alegrías con el gasto público”, “tenemos un sistema poco productivo” o “no todo lo prescrito puede ser financiado” son algunas de las valoraciones que han hecho expertos vinculados al mundo sanitario y que defienden las últimas medidas adoptadas desde el Gobierno sobre el copago farmacéutico.
Expertos de reconocido prestigio del entorno sanitario, de la economía y la consultoría han avalado las medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad al respecto del copago farmacéutico en un entorno de incertidumbre económico como el que atraviesa España en estos momentos, aunque han querido dejar claro también que pueden ser insuficientes y que hay que seguir trabajando por generar crecimiento.

Así, en el marco de la mesa de debate “Avanzando por una Sanidad con futuro: desfinanciación, copago y otras alternativas”, organizado este viernes por el Instituto de Formación Cofares y la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), el presidente de la Fundación IESE, Juan José Toribio, ha explicado que en el contexto actual, el sistema sanitario español no es sostenible y ha querido destacar que “una sanidad universal y gratuita no tiene el menor sentido porque, simplemente, no hay nada gratuito en este mundo. Todo necesita financiación”.

Del mismo modo, Toribio ha apuntado que no es fácil definir qué se entiende por una “necesidad”, sobre todo en el ámbito sanitario, pero ha insistido en que “no se puede transmitir la idea de que todo es necesario y, por tanto, todo debe ser gratis y universal”. Abunda en la idea de que “con esta mentalidad habría que nacionalizarlo todo y eso de nacionalizar es ‘peronismo’”.

Por todo ello, este economista entiende que hay que pagar y deben hacerlo los usuarios, algo que le parece perfectamente racional; los contribuyentes, a través de los impuestos; y mediante una combinación de ambos en la que habría que ver en qué porcentaje y en qué servicios.

“No todo lo prescrito puede ser financiado”
Antes, la presidenta del Instituto de Formación Cofares, Yolanda Tellaeche, ha explicado que vivimos un momento en el que hay que encarar la realidad y no ocultarla y que “no puede financiarse todo, pero sí lo importante”. Tellaeche ha señalado que “exprimir los precios de los medicamentos puede dejar seco al sector”, algo que, ha insistido, está haciendo inviables algunas farmacias: “Todo puede ser prescrito, pero no todo lo prescrito puede ser financiado”.

Por su parte, el catedrático del Departamento de Economía de la Universidad Carlos III, Félix Lobo, que se ha mostrado totalmente de acuerdo en destacar las dificultades extraordinarias en las que se encuentra España, ha afirmado que es necesario un debate para tratar de saber qué es esencial en nuestro sistema sanitario y qué no lo es y ha subrayado “la necesidad de evaluar la eficiencia. Hay que saber cuál es el coste de la efectividad”.

“No podemos seguir teniendo alegrías con el gasto público”
Lobo se ha declarado partidario del copago, pero no sólo en un sentido de financiación, “sino como elemento de moderación del consumo, que ha sido excesivo y en el que ha habido abusos”. “Entiendo el copago como una contribución del ciudadano para tratar de reducir la demanda excesiva, no justificada, y siempre protegiendo al crónico”, ha señalado el profesor de Economía.

En este sentido, Félix Lobo ha apostado por “el principio de la financiación selectiva de medicamentos”, que, con crisis o sin crisis, debe estar bajo criterios de efectividad y bajo el análisis de coste-efectividad. También porque se pueda entender el copago como una “franquicia”, hablando en términos de aseguramiento.

Por todo ello, este catedrático ha advertido que “hay que seguir apretándose el cinturón, pero con perspectiva de futuro. No nos acabamos de creer que no tenemos crecimiento y el problema es que no está sólo en nuestras manos, nos debemos al exterior”. Tras indicar que “necesitamos una política monetaria menos estricta” y Lobo ha destacado que “no podemos seguir teniendo alegrías con el gasto público y, sin embargo, las seguimos teniendo”.

Repensar el SNS
Para terminar, el socio director de Antares Consulting, Lluis Triquell, ha afirmado que en España “tenemos un sistema sanitario poco productivo”, es ineficiente y debería compartir recursos. Además, ha destacado también que “hay que cambiar el modelo de la industria farmacéutica” y hacerlo coste-efectivo.

Triquell ha enumerado algunos de los puntos clave que debería “repensar” el sistema nacional sanitario, entre los que destaca su sostenibilidad económica, los cambios demográficos y epidemiológicos, valorar la importancia de un paciente informado y exigente, la contribución de las tecnologías de la información y la comunicación (que opina que se usan poco y mal), las innovaciones terapéuticas y los cambios en los profesionales y en las profesiones.

Al respecto del copago, ha señalado que en principio está de acuerdo con este método, pero cree que opinar sobre intenciones y no sobre hechos es muy difícil.
Compartir en Meneame