cabecera
    22 de mayo de 2015

Liberalismo wikipédico (I)

Doctores de la cátedra haylos que, si bien en público alaban con profusión de recursos ciceronianos la libre concurrencia, el pensamiento libre y la libérrima democracia, es mentarles el tema y revolverse en sus asientos cual si se les anunciase una colonoscopia: la Wikipedia, padres conscriptos, la Wikipedia. El reproche se ha convertido en fabuloso Lugar Común: "no hay que fiarse de ella, cualquiera puede editarla y escribir errores, ya por ignorancia, ya por interés". Masas de incautos abrevando el espíritu en sucias fuentes no contrastadas: ¡imagen terrible! Así va el mundo, deslizándose por la pendiente de la barbarie internética y desbocada hacia la más lamentable de las acracias curriculares. Delenda est Wikipedia!

Cualquiera puede editarla y escribir errores”. En ese despectivo cualquiera se asume, implícito desde el comienzo, los errores. Porque un cualquiera no conoce método, rigor, orden. Porque un cualquiera, al serlo, es ajeno al pensamiento en condiciones. Porque un cualquiera, en suma, no puede sino equivocarse. ¿Quién no es un cualquiera? El acreditado tras el esfuerzo pertinente y según los cauces establecidos. Lo cual está muy bien y es muy deseable, pero no tiene por qué excluir la Wikipedia salvo que se confunda la publicación con la formación. Como ocurre con el libro, ha de confiarse en el criterio del lector. Porque el del articulista lo asegura el propio funcionamiento de la wiki, basado en la libre concurrencia. En efecto, Wikipedia no exige al colaborador títulos, grados ni mayor condición que la del propio lenguaje: escribir queriendo ser entendido. Toda característica (sexo, edad, estatus) queda abstraída salvo una: ser razonable en la discusión acerca del texto en cuya escritura se participa. El mecanismo wiki garantiza la simetría y la igualdad de oportunidades de los colaboradores para aducir los mejores argumentos. La ignorancia puede ser corregida, el interés propio (el vandalismo, en jerga wikipédica) eliminado. Y ello sólo, precisamente, en virtud de ese cualquiera, que somos todos.

Pues bien: si atendemos a este funcionamiento suyo, Wikipedia es a la enciclopedia lo que el videojuego a la novela. No tanto un conjunto de contenidos sobre lo divino y lo humano que recoja eso llamado conocimiento, como el propio mecanismo de construcción de ese conocimiento. Wikipedia es primero un conjunto de reglas y procedimientos y, sólo después, contenidos. De estas reglas la primera es la de la apertura del texto a la crítica. Frente al modo tradicional de escritura, por el que la crítica se ejerce sobre un texto cerrado (y por mediación del texto, al autor, que puede o no responder), en Wikipedia la crítica es el propio motor del crecimiento interno del texto. El texto wikipédico no se somete a crítica, es ejercicio de crítica. No está contrastado, es el resultado de la contrastación. Es una continua respuesta, no de un autor (tiene muchos padres), sino de sí mismo. El texto wikipédico se muestra en cada momento, y no puede ser otra cosa en virtud de las reglas del juego, como equilibrio de fuerzas. Por tanto, también, es texto en permanente desarrollo, texto versionado, texto, en fin, con biografía. He aquí lo grandioso del caso: texto que se da a sí mismo en su propio proceso crítico de escritura.

Porque ocurre que en el historial de un artículo de Wikipedia podemos encontrar el propio proceso de articulación, de concreción dialéctica, que diría el alemán, de ese texto, ordenado cronológicamente. A diferencia del texto tradicional de autor, del que nunca vemos los andamios (como Atenea brotada de la cabeza de Zeus, en su intelectuosa clausura), el texto wikipédico en coautoría despliega, con alegre impudicia, el completo proceso por el que ha llegado a su forma actual. En verdad, ofrece tanto un pensamiento como la historia de la conformación de ese pensamiento. Y todavía nos quejamos.

Wikipedia utiliza la razón argumentativa como criterio, fomenta el espíritu crítico como costumbre, requiere una igualdad radical de los participantes fundamentada en la libertad de palabra (y el consecuente respeto hacia la de los demás)… ¿de qué estamos hablando, en realidad? ¿No es esto el ideal ilustrado, convertido en posibilidad gracias a la virtualización? Porque, gracias a su mecanismo, Wikipedia está realizando en todo momento el despliegue las reglas del juego de la cultura, tal como la entiende la tradición liberal, con autónoma efectividad .

¿Qué es, entonces, la dichosa Wikipedia? Un videojuego y nada más que un videojuego. El singular videojuego en red de la Enciclopedia Universal, el fenomenal simulador (lo diremos en germano) de la Aufklärung.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
Compartir en Meneame

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.