cabecera
    24 de noviembre de 2014

crónica política

"Y encima dice Mas que España no paga"

Analistas políticos consultados por este diario destacan que Mas “riza el rizo cada día más”. En este sentido señalan que sólo a él se le podría ocurrir decir que España no paga ni reconoce la deuda, un presidente autonómico “al que no se le han roto las prendas a la hora de acudir al Gobierno central para pedir 5.023 millones de euros para poder llegar a fin de año y evitar que la Generalidad entre en quiebra y tenga que ser intervenida. Por su culpa y por la del anterior tripartito socialista, ecocomunista e independentista”. “Hay que echarle mucha cara –insisten- para hablar de que España no paga cuando uno se ha gastado todo lo que tenía y lo que no tenía y como ha recordado Cristóbal Montoro en Barcelona, el Estado haya destinado ya más de 11.000 millones de euros a Cataluña”.

Desde el PP, su vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, se ha mostrado extremadamente duro con Artur Mas, a quien ha calificado de ser “un peligro para la democracia” y para los propios ciudadanos catalanes por su deriva totalitaria. “No hay nadie –ha dicho- que se sitúe por encima de la ley la Constitución y los tribunales que no tenga en su fuero interno a alguien con un pensamiento radicalmente totalitario. Creemos que Mas se ha convertido en un riesgo para Cataluña y para los ciudadanos de Cataluña”.

Desde los socialistas, el candidato del PSC a las elecciones del próximo día 25, Pere Navarro, tampoco se ha mordido la lengua y ha calificado de “muy grave que Artur Mas diga que está por encima de los tribunales las leyes que nos dimos todos”. El primer secretario del PSC ha asegurado que esta actitud demuestra “una gran irresponsabilidad y es muy preocupante que haya pedido una mayoría excepcional” en los comicios autonómicos.

El gran problema, señalan los analistas consultados, es que el líder de CiU “ni escucha ni quiere escuchar, al revés, ya le da lo mismo todo y sólo va a lo suyo, es decir el proceso independentista”. Recuerdan que no hace caso ni a empresarios, ni al número dos de la coalición, Josep Antoni Duran Lleida, ni a los máximos responsables de la Unión Europea, que advierten por activa y por pasiva que Cataluña quedaría fuera de la Unión Europea si se culminara el proceso de independencia y tendría que pedir el ingreso “como si de Albania se tratase”. El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, se lo ha vuelto a recordar hoy, “pero él, como si oyera llover, e incluso peor, pidiendo a la Unión Europea la modificación de sus tratados para hacer una excepción con Cataluña”.

Todo en un día en el que Gobierno de Mariano Rajoy ha vuelto a tener otro pésimo dato en cuanto al paro se refiere, con reforma la laboral y ha nueve días de la huelga general del próximo 14 de noviembre. El número de desempleados en el mes de octubre subió en 128.242 personas, con lo que son ya 4.833.521 personas las que están inscritas en las listas del paro. Y justo también en un lunes en el que el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso presentado por el PSOE y el Grupo parlamentario de la Izquierda Plural, formado entre otros por Izquierda Unida, contra la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo popular. “Y lo malo, es que el panorama no tiene muchos visos de cambiar a corto plazo”, señalan las fuentes consultadas, “sino al revés, con más parados en los próximos meses”.
Compartir en Meneame