cabecera
    17 de septiembre de 2014

expresión del gobierno anterior

Rajoy rechaza hablar de "brotes verdes" pero ve mejoría y crecimiento en 2014

Durante la sesión de control del pleno de Senado de este martes, Mariano Rajoy ha rechazado la expresión "brotes verdes" pero sí ha afirmado que ve un futuro de mejoría y crecimiento para 2014.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado este martes hablar de "brotes verdes" en la economía recordando que esa es una expresión acuñada por los socialistas en la legislatura anterior, pero ha expuesto datos que, en su opinión, llevan a una mejoría en 2013 y al crecimiento y la creación de empleo en 2014.

Así se ha pronunciado Rajoy en la sesión de control del pleno de Senado ante una pregunta del portavoz socialista, Marcelino Iglesias, y en la que ha tenido que responder a otra cuestión sobre la reforma de la Cámara Alta planteada por el portavoz del PNV, Joseba Zubía.

"Todo lo que estamos haciendo producirá efectos. El año que viene será mejor, y en 2014 habrá crecimiento económico y creación de empleo. No le quepa la menor duda", ha asegurado dirigiéndose a Iglesias.

El portavoz socialista le había pedido que dijera si coincidía con las manifestaciones realizadas por los ministros Fátima Báñez y Cristóbal Montoro sobre la recuperación de la economía española justo cuando se han conocido datos como los del incremento del paro que no parecen indicarlo.

Rajoy ha explicado que lo que dicen sus ministros es que se están sentando las bases de la recuperación y ha espetado al portavoz socialista: "No es fácil en pocos meses hacer frente a todo lo que ocurrió en este país en siete años".

"No fui yo quien acuñó la expresión brotes verdes", ha recordado el presidente del Gobierno, quien ha insistido en que el Ejecutivo no engaña a los ciudadanos y ha enumerado aspectos positivos de la economía.

Entre ellos la reducción del déficit, la recaudación mayor de lo previsto en la lucha contra el fraude fiscal, la reducción de la deuda externa del país o incipientes resultados de la reforma laboral, que ha dicho que tendrá "efectos de verdad cuando haya actividad económica".

Marcelino Iglesias ha calificado de "inoportunas e "imprudentes" las palabras de Báñez y Montoro, les ha invitado a la prudencia y ha asegurado que lo que han dicho sus ministros son "brotes verdes" y anunciar el final de la crisis.

Tras lamentar que durante muchos meses el Gobierno haya culpado de todos los males al anterior jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recordado que ha sido en los últimos meses cuando se ha desplomado el índice de confianza de los consumidores.

Ha citado también las malas expectativas de las agencias de calificación en relación con España y ha dicho que la Comisión Europea no se cree los datos del Gobierno. "El problema es que su optimismo está intentando apuntalar unos presupuestos que no se cree nadie ni dentro ni fuera de España", ha subrayado.

La presencia de Rajoy en el Senado (que ha sido recibido con una ovación de sus parlamentarios al entrar en el salón de plenos) ha servido para que el jefe del Ejecutivo saliera en defensa de esta institución frente a quienes han planteado, incluso, su desaparición.

Lo ha hecho en respuesta a la pregunta de Joseba Zubía sobre el futuro de la Cámara y ante la que ha reiterado su compromiso con lo que decida esta institución, incluso sobre el sistema de elección de los senadores si es que existiera un acuerdo mayoritario sobre ello.

Pero se ha mostrado reticente a plasmar los hechos diferenciales en la reforma del Senado al recordar que el informe que hizo el Consejo de Estado sobre este asunto ya alertaba de que puede perturbar la cohesión del Estado.

En la sesión, Rajoy, en contestación a otra pregunta del senador de CC Narvay Quintero, ha garantizado que su Gobierno, pese a la situación económica, va a mantener los esfuerzos que está haciendo para paliar los problemas de la insularidad de Canarias.
Compartir en Meneame