cabecera
    27 de agosto de 2014

Sánchez-Camacho promete suprimir el euro por receta y la tasa turística

Rajoy acusa a Mas de llevar a Cataluña a un "limbo" y de no tener agallas

Gobernante "a la fuga". Con estas palabras ha descrito este sábado Rajoy a Artur Mas en el mitin celebrado en Tarragona de cara a las próximas elecciones catalanas. Según el presidente del Gobierno, Mas ha embarcado a Cataluña en un debate soberanista simplemente por no ser capaz de gestionar la situación. Por su parte, la candidata popular, Alícia Sánchez-Camacho, ha prometido que si llega a la presidencia de la Generalitat suprimirá el euro por receta y la tasa turística.
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha acusado este sábado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de querer llevar a Cataluña a un "viaje temerario que traerá parálisis, inestabilidad e incertidumbre", y a un "limbo que nadie conoce", tras no tener "agallas" para afrontar la crisis.

En un mitin ante unas 800 personas -el segundo que protagoniza en la campaña catalana-, Rajoy ha calificado al presidente catalán y candidato de CiU a la reelección de gobernante "a la fuga" y le ha acusado de embarcar a Cataluña en un debate soberanista simplemente por no ser capaz de gestionar la situación, en una "aventura condenada al fracaso".

Durante el acto, celebrado en un recinto situado en la fachada marítima de Tarragona, Rajoy ha presentado a su partido como la "casa común" de catalanes y españoles, y ha llamado a "no hacer caso a quienes" hablan de desafección entre Cataluña y España o a quienes "se buscan enemigos exteriores".

Si el viernes combinó llamamientos a la serenidad y al diálogo con reproches al candidato de CiU, este sábado el presidente del PP ha elevado el tono contra Mas.

"No hagáis caso a quien divida, a los que buscan enemigos exteriores, a los que dicen que hay desafección. No es cierto. Eso lo dice quien no tiene argumentos y quien no tiene cuajo ni agallas para afrontar en tiempos de crisis los problemas y las dificultades", ha sentenciado Rajoy entre aplausos de los asistentes.

Rajoy, que este viernes ya estuvo en Lleida para arropar a la candidata del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha afeado también a CiU que quiera "apropiarse de una Cataluña que es plural y de todos", y ha asegurado que su partido representa, por el contrario, un "catalanismo integrador".

Ha dicho ser consciente de que los catalanes no quieren "un uniforme para su diversidad", pero ha asegurado que el futuro de Cataluña no pasa por "renunciar ni por disyuntivas", sino que "el mejor marco para la Cataluña del futuro es la España del futuro".

Rajoy ha reprochado a Mas que pretendiera un "chantaje que no se puede aceptar" durante su reciente encuentro en La Moncloa, y ha defendido el diálogo como forma de solventar los problemas.

Aunque Mas ha sido el blanco de sus críticas, Rajoy también ha subrayado la falta de un proyecto común del PSOE en toda España.

"¡Quién te ha visto y quién te ve, Partido Socialista!", ha clamado Rajoy, quien ha resaltado que esta formación "improvisa proyectos de última hora para ocultar sus complejos" frente a quienes quieren "romper constituciones y levantar barreras".

Rajoy también ha replicado a Mas que quiera abrir un debate que va "contra el signo de los tiempos" cuando, en su opinión, el futuro es "una Cataluña abierta a España y a Europa".

Ha recordado el apoyo financiero del Gobierno a la Generalitat en momentos de dificultades como los actuales y ha censurado que Mas haya "tirado la toalla" ante la crisis, por "falta de coraje" cuando más se necesita.

"En la vida y en la política no todo vale. Ninguna estrategia electoral justifica inventar agravios y poner en riesgo la convivencia", le ha recriminado, al tiempo que ha remarcado que "los muros empobrecen y los pasos aduaneros son cosas del pasado".

"El buen gobernante no rompe la baraja ni se levanta", ha insistido Rajoy, aplaudido en varias ocasiones por los militantes, que portaban banderas que mostraban la 'senyera' por un lado y la bandera española por otro.

Al inicio del mitin, varias personas camufladas como simpatizantes del PP - llevaban banderas de esta formación-, han gritado "No es una crisis, es una estafa", y acto seguido personal de seguridad les ha llevado fuera del recinto donde se celebraba el acto, mientras la militancia del PP desaprobaba su acción con gritos de "fuera, fuera".

También, en el exterior, unos quince jóvenes protestaban por la presencia en Tarragona de Rajoy, que volverá a Cataluña en campaña los próximos 18 y 23 de noviembre.

Adiós al euro por receta
Por su parte, la candidata del PPC a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, ha prometido que, si gobierna después de las elecciones catalanas, suprimirá el euro por receta médica y la tasa turística, y ha garantizado además que lo primero que hará será promover un pacto para reducir el paro en Cataluña a la mitad.

La candidata popular en las elecciones del 25N ha reprochado a Mas que "se olvide de los problemas de la gente y de los parados" y anuncie que, en el arranque de la legislatura, promoverá una declaración sobre el derecho a decidir.

"CiU ha ofrecido un pacto por el soberanismo, pero se olvida de los problemas de la gente, de la crisis, de los 840.000 parados, de los jóvenes sin oportunidades", ha asegurado la líder del PPC.

Por contra, ha avanzado que pretende "pedir a todas las fuerzas un pacto parlamentario para reducir el paro catalán a la mitad, para que haya trabajo y empleo, un pacto para salir de la crisis" en el arranque de la legislatura.

Sánchez-Camacho ha subrayado que el turismo emplea a más de 400.000 personas y que "la marca España beneficia a Cataluña", mientras que Artur Mas, presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la reelección, "quiere levantar fronteras y barreras".
Compartir en Meneame