cabecera
    30 de septiembre de 2014

PP y PSOE se reunirán el lunes para llegar a acuerdos sobre las medidas a tomar

Algunos bancos, jueces, Gobierno y PSOE, a favor de frenar los desahucios

Este sábado, Kutxabank anunciaba que suspende temporalmente las ejecuciones hipotecarias y se le unía Caja Laboral. La muerte de una ex concejal cuando iba a ser desalojada de su piso en Barakaldo, ha sido la gota que ha colmado el vaso. También Gobierno y PSOE se reunirán este mismo lunes para encontrar soluciones a este drama ya generalizado.
Representantes del Ministerio de la Presidencia y de Economía han decidido adelantar los contactos para ultimar una propuesta encaminada a evitar desahucios, después de que esta mañana se suicidara una mujer cuando iba a ser desalojada de su piso en Barakaldo.

La víctima, Amaia Egaña, fue edil socialista en Eibar (Gipuzkoa) y estaba casada con José Manuel Asensio, quien fue concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Barakaldo durante la etapa en que Carlos Pera (PSE-EE) fue alcalde de la localidad, entre 1991 y 2003.

Fuentes del Gobierno del PP han informado hoy a Efe de que ha considerado urgente avanzar en una propuesta relativa a esos periodos de carencia para impedir que se hagan efectivos los desalojos de las familias afectadas, después de que dos personas se hayan suicidado en España en menos de veinte días por este motivo.

De hecho, la intención del Gobierno es llevar su iniciativa a la reunión que tendrá el próximo lunes con representantes del PSOE para intentar llegar a un acuerdo en torno a la adopción de nuevas medidas que palíen el problema de los desahucios, acrecentado con motivo de la crisis económica.

El pasado miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, mantuvieron una reunión para tratar de acercar posturas.

Sáenz de Santamaría y Valenciano han vuelto a conversar hoy, esta vez por teléfono, para acordar cuanto antes nuevas medidas ante los desalojos.

De momento, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya ha pedido en una carta a los presidentes de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y al de la Asociación Española de la Banca (AEB) que suspendan los desahucios.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha abogado por "operar un cambio profundo e importante en la legislación en materia de desahucios porque no hay derecho a que estén ocurriendo las situaciones que hoy sufren familias desesperadas que no tienen cómo afrontar determinados pagos".

En ese mismo sentido, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, ha afirmado que la ley que regula los desahucios de viviendas "no es la adecuada y debiera reformarse".

También la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, se ha pronunciado para urgir al Ejecutivo a que apruebe una moratoria para frenar la ejecución de los desahucios de las familias que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, el juez decano de Barakaldo, Juan Carlos Mediavilla, que se ha encargado del levantamiento del cadáver de la mujer, ha pedido la modificación de la legislación actualmente vigente para que sucesos de este tipo no se vuelvan a repetir.

La portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, ha opinado que deberían aplicarse ya moratorias a todos los alzamientos por desahucio de primeras viviendas de quienes se encuentran en situación de desempleo.

Ha reclamado además que se tramite por vía de urgencia la reforma legal que está elaborando el Gobierno de España con ese mismo objetivo de evitar que las familias que acumulen impagos deben, finalmente, abandonar sus viviendas.

Por su parte, el lehendakari en funciones y secretario general del PSE-EE, Patxi López, se ha mostrado hoy "destrozado" por la muerte de Amaia Egaña, quién consideraba "una amiga".

El candidato a lehendakari del PNV, Iñigo Urkullu, ha expresado su disposición a adoptar medidas urgentes para frenar el drama de los desahucios sin esperar a la formación del nuevo gobierno vasco y ha defendido suspender las órdenes de desalojo y de paralizar nuevas demandas hasta que se apruebe una ley.

En su blog, Urkullu informa de que en la consecución de este compromiso, se está trabajando desde hace días con las principales entidades financieras de Euskadi.

Sindicatos y partidos vascos han expresado su solidaridad con la familia de la fallecida, al tiempo que colectivos como Stop Desahucios han pedido a los vascos que se movilicen para intentar evitar que más familias tengan que abandonar sus viviendas.

Por su parte, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha pedido hallar una solución "justa, equitativa y solidaria" al "problema angustioso de los desahucios"

También otros partidos han responsabilizado de los situación a las entidades bancarias y así, el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha denunciado la existencia de una "ola de desahucios salvajes" por parte de una banca "asesina, sin alma, sin corazón y que hace lo que le place".

Algunos bancos reaccionan
Kutxabank, el banco surgido de la fusión de las cajas de ahorro vascas, suspenderá "de forma inmediata" todos los procedimientos de ejecución hipotecaria hasta que se conozca la nueva regulación en la materia.

La entidad ha informado esta tarde en un comunicado que el presidente de Kutxabank, Mario Fernández, "ha dado instrucciones para que la entidad suspenda de forma inmediata todos los procedimientos de ejecución hipotecaria, en tanto en cuanto se conozca la nueva regulación que afectará a los mismos".

Kutxabank ha precisado que la resolución dictada por el presidente de la entidad afecta sólo a las hipotecas sobre primeras viviendas. Fuentes de Kutxabank han puntualizado a Efe que se trata de una "iniciativa" de la entidad financiera.

Las entidades de ahorro recién integradas, Caja Laboral e Ipar Kutxa, han informado hoy de que "no han activado en la actual situación de crisis, ningún proceso de desahucio traumático a familias".

En un comunicado, Caja Laboral señala que "desde hace varios años" aplica "un protocolo interno de mediación para evitar desahucios".

De esta manera, orienta las situaciones de impago de las deudas hipotecarias sobre vivienda habitual de las familias "mediante procesos basados en el acuerdo, priorizando la renegociación amistosa de la deuda" a través del "alargamiento de plazos, proponiendo novaciones y agotando todas las opciones para favorecer el pago de la hipoteca".

"Sólo en caso de agotamiento de estas opciones se opta por una dación en pago", remarca el comunicado de Caja Laboral, cuyo "protocolo interno de actuación" está orientado a alcanzar "acuerdos personales y exclusivos con las personas afectadas".

De esta manera, trata de mediar y llegar a soluciones individuales antes de recurrir a otras medidas que el ordenamiento jurídico permite, para evitar la ejecución hipotecaria e impedir que estas operaciones finalicen en "situaciones de desahucio forzoso de las familias".

La entidad financiera Bankia ha modificado en España las condiciones de préstamo a 80.000 clientes desde 2009, ha aceptado 4.300 daciones en pago y considera que el desahucio "es, siempre, la última opción y la menos deseada".

Así lo indica la entidad financiera en un comunicado en el que afirma, en relación con el anuncio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de que iba a retirar sus fondos de Bankia ante el inminente desahucio de una vecina, que el alcalde José Manuel Bermúdez no ha invitado "en ningún momento" a Bankia a formar parte del protocolo antidesahucios puesto en marcha por el consistorio.

Agrega, en relación con el desahucio de Carmen Omaña, ciudadana de Santa Cruz que emprendió una huelga de hambre por este motivo, que Bankia llevaba negociando desde hace cuatro años diferentes soluciones para esta clienta antes de que el juez decidiese el lanzamiento de su vivienda.

Todas las soluciones dispuestas por Bankia han sido rechazadas hasta ahora, asegura.
Compartir en Meneame