cabecera
    21 de octubre de 2014

NO HAY COALICIÓN

El PNV gobernará en minoría pero espera lograr acuerdos en la legislatura

Según ha confirmado este lunes el responsable del área Institucional del Euskadi Buru Batzar, Koldo Mediavilla, el líder del PNV, Iñigo Urkullu, gobernará el País Vasco en solitario y en minoría con la intención de llegar a acuerdos con otros partidos durante la legislatura.
El responsable institucional del EBB del PNV, Koldo Mediavilla, ha afirmado que su partido asume que gobernará en solitario al no encontrar "condiciones idóneas" con los otros partidos para los retos del país, aunque no descarta lograr acuerdos "con ninguna formación" durante el mandato del nuevo Ejecutivo. En concreto, ha asegurado que EH Bildu plantea "un cambio muy extremo" de modelo económico y social, mientras el PSE-EE afronta el inicio de legislatura "en clave interna, más que pensando en la situación real" de Euskadi.

Mediavilla, miembro de la comisión negociadora de la formación jeltzale, ha comparecido en la sede de Sabin Etxea de Bilbao para valorar las dos rondas de contactos que su partido ha mantenido con los partidos políticos con representación parlamentaria y que han concluido este lunes por la mañana.

El dirigente jeltzale ha constatado que "no se dan las circunstancias ni condiciones para conformar un Gobierno de coalición con las dos formaciones con las que era posible alcanzar una mayoría absoluta parlamentaria", en referencia a EH Bildu y PSE-EE.

En este sentido, ha señalado que el PNV ha realizado, desde el principio, un planteamiento "muy concreto derivado de los ejes propuestos como acuerdos para la próxima legislatura y basado en el programa electoral". No obstante, ha apuntado que su partido no ha encontrado "bases de coincidencia suficiente para dar forma a un ejecutivo coherente y sólido desde el principio".

"Consideramos que la urgencia de la conformación de un Gobierno dificulta la disposición de tiempo y maduración suficiente que requieren la aprobación de un programa único de gobierno, así como la manera de proceder a una coordinación interinstitucional sobre el planteamiento de los ejes de futuro", ha indicado.

En este sentido, ha precisado que el PNV "asume la puesta en marcha del Gobierno y la elaboración, cuando corresponda, de una anteproyecto de Ley de Presupuestos para el año 2013" que considera "una tarea inaplazable".

La formación jeltzale ha precisado que, tras los contactos mantenidos con las formaciones políticas con representación parlamentaria, hay "una actitud abierta" a los grandes acuerdos de país, "aunque no sea suficiente para una fórmula de Gobierno de coalición".

Además, ha precisado que, de la primera ronda de contactos, a la segunda, hay algún partido en el que se ha dado "un franco retroceso en alguna de las posturas", porque hubo, en principio, "una complicidad o cercanía" a lograr acuerdos y, después, "cada día que pasaba parecía que se estaban dando pasos en contra para determinar un mayor acercamiento".

Sin embargo, el PNV mantiene "una actitud abierta a los acuerdos con todas las formaciones políticas". "Creemos que, con el tiempo, podemos hablar de todo y llegar a acuerdos con todos", ha añadido.

Un Gobierno de trabajo
Koldo Mediavilla ha apuntado que, por ello, darán los "pasos necesarios" para conformar un Gobierno de trabajo "que dé respuestas a las necesidades de la Comunidad Autónoma Vasca". "Esta vía es preferible a pactar un acuerdo de coalición en unas condiciones que no sean idóneas para responder a los retos del país", ha añadido.

En este sentido, ha precisado que "las dificultades" que han encontrado con EH Bildu "hacen referencia al modelo social, económico e institucional". "Plantea un cambio muy extremo y con una propuesta indeterminada porque lo que proponen no tiene que ver con el modelo que hemos conocido en Euskadi en las tres últimas décadas y tampoco encuentra un referente análogo en Europa", ha añadido.

Respecto al PSE-EE, ha asegurado que "las dificultades" tienen "más que ver con la forma que tiene de gobernar". "Estos tres últimos años han dejado muy patentes diferencias que existen en la forma de gobernar de ambos partidos", ha manifestado.

Asimismo, ha precisado que los socialistas vascos "afrontan, además, el arranque de esa legislatura desde una clave interna más que pensando en la situación real del país". "Eso dificulta un acuerdo sólido y programático", ha dicho.

También se ha referido al hecho de que el PSE haya afirmado, en comparecencia ante los medios de comunicación, que su pretensión era establecer "un Gobierno de coalición". "Nosotros creemos que, quien está dispuesto a llegar a la mayor, también está dispuesto a llegar a acuerdos puntuales y esa situación no se ha dado", ha aseverado.

Hablar de todo
Mediavilla ha manifestado que las rondas de contactos "han dado sus frutos porque han evidenciado que, con tiempo, se puede hablar de todo". "El guión de contenidos para los grandes acuerdos del país, la agenda que en los próximos meses este país deberá debatir, está sobre la mesa de todos y esperamos que siga siendo un aspecto prioritario en la negociación de todos", ha precisado.

A su juicio, hay una coincidencia en que en el Parlamento vasco se cuenta con los instrumentos necesarios para desarrollarlos, en la relevancia de los temas a abordar y "en la arraigada demanda social que exige acuerdos rápidos". "Por lo tanto, el escenario augura una legislatura de acercamiento y acuerdos", ha aseverado.

El representante del PNV ha apuntado que no renuncian a llegar acuerdos con ninguna formación política en la legislatura, aunque ahora "ha sido imposible por la circunstancia que cada cual vive". En este sentido, ha señalado que también con los socialistas se podrá llegar a consensos en estos próximos cuatro años.

A su juicio, los acuerdos que habían planteado como superación de crisis económica, pacificación y convivencia y el autogobierno, "podían ser asumidos" por todos los partidos. "Creemos que con las respuestas que hemos recibido es imposible en este momento un acuerdo de coalición y que el país nos exige no perder más tiempo en la formulación de un Gobierno", ha manifestado.

Acuerdo interinstitucional
Koldo Mediavilla ha dicho que tampoco descartan alcanzar un acuerdo de estabilidad presupuestaria entre las instituciones. "Ha habido mayor sintonía con unos y con otros. Algunas han manifestado su intención de abordarlo una vez que se vean los datos concretos de los presupuestos en cada caso", ha subrayado.

El responsable institucional del EBB ha recordado que la formación jeltzale "desconoce en qué condiciones económicas se va a encontrar en el próximo Gobierno vasco" y ello "dificulta sustancialmente hacer una propuesta concreta".

Lo que sí ha hecho el PNV es entregar en la segunda ronda de contactos a los partidos --a UPyD de forma verbal--, un documento en el que se determinan las prioridades básicas de cara a abordar el presupuesto del Gobierno vasco para 2013, "unas prioridades que van desde el sostenimiento de los servicios públicos hasta la contención en el gasto".

En este sentido, Mediavilla ha recordado que el PNV ya ha hablado de "la necesidad de adecuar la Administración, sus cargos internos y sus estructuras básicas a una situación más acorde con los nuevos tiempos".

Además, se plantea priorizar "los elementos de gestión de cara a que se puedan abordar directamente los fundamentales y los más importantes que demanda en estos momentos la ciudadanía, en contraposición de otros de carácter no imperioso".

En lo que sí ha habido "sintonía" entre todas las formaciones ha sido en materias propias del Parlamento, como en la conformación de la Mesa. "Confiamos en que no haya grandes componendas, sino que sea de sentido común y en aplicación de mayoría y minorías", ha añadido, para señalar que le correspondería al PNV presidir el órganos rector del Legislativo.

La sesión constitutiva de la Cámara autonómica se podría celebrar el jueves o viernes de la próxima semana, pero lo decidirá la Mesa del Parlamento vasco.
Compartir en Meneame