cabecera
    31 de julio de 2014

GOBIERNO Y PSOE SE REUNIRÁN DE NUEVO ESTE MIÉRCOLES

Discapacitados, familias numerosas y ancianos, protegidos del desahucio

La negociación entre el Gobierno y el PSOE para pactar una reforma de los desahucios de viviendas se ha estancado por diferencias a la hora de abordar algunos detalles de las medidas y por los cambios legislativos a medio plazo, aunque ambas partes se han citado mañana para continuar las conversaciones.

Fuentes del Ejecutivo han informado a Efe de que en el encuentro de hoy, de cinco horas de duración, se ha avanzado en el "acuerdo sustancial" alcanzado ayer, pero han señalado que aún hay que concretar algunos detalles de las medidas.

Se espera que mañana, jornada de huelga general, intenten finiquitar estos flecos en una nueva reunión a partir de las 18:30 horas.

Ambos coinciden en la necesidad de implementar medidas urgentes a corto plazo, pero los socialistas quieren cerrar ya las modificaciones de la Ley Hipotecaria y elevar el umbral de las personas que podrán beneficiarse de ayudas y de un eventual alquiler social, según fuentes del PSOE.

En el Ejecutivo están dispuestos a abordar todos los temas que plantea en el PSOE, pero no quieren alargar la negociación al considerar que hay iniciativas que no pueden esperar más, indican fuentes del Gobierno.

En este sentido, la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, ha reiterado la intención del Ejecutivo de aprobar en el Consejo de Ministros de pasado mañana de un Real Decreto-Ley con las medidas "más perentorias" al considerar que el problema de los desahucios requiere una solución "ágil".

Las fuentes gubernamentales consultadas explican que entre ellas estará un aplazamiento de dos años de los desahucios para colectivos vulnerables, tal como anunció ayer la patronal de la banca, la AEB.

En este segmento de población previsiblemente se incluirá a familias con hijos o ancianos a cargo, o en las que alguno de sus miembros esté enfermo.

También se trabaja en que sea obligatorio para las entidades financieras renegociar la deuda en el caso de personas que no sobrepasen un determinado umbral de ingresos todavía por concretar.

Según indican desde el Ejecutivo, el PSOE había propuesto que fuera 2,5 veces el indicador público de rentas múltiples -IPREM- y el Gobierno quiere que sea 2,5 veces el salario mínimo interprofesional -SMI-.

El portavoz de Economía de los socialistas en el Congreso, Valeriano Gómez, avanzaba por la mañana su intención de modificar una legislación hipotecaria "que no protege al deudor", mientras que la portavoz del grupo parlamentario, Soraya Rodríguez, señalaba que "no es momento de parches ni de acuerdos voluntarios", en referencia a la moratoria de dos años anunciada por la patronal de la banca, la AEB.

Lo que sí está ya descartado es que las medidas que se adopten, seas cuales sean, ni serán retroactivas para evitar generar inseguridad jurídica ni afectarán a viviendas en alquiler, tal como ha señalado el secretario de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

Por otro lado, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado en el Congreso que quienes no puedan hacer frente al pago de las hipotecas van a tener un tratamiento "prioritario" dentro del nuevo Plan de Vivienda que prepara su departamento para el periodo 2013-2016.

Todos los partidos políticos han recordado que en los últimos años han presentado propuestas sobre los desahucios que han fueron rechazadas por el PSOE y por el PP.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, se ha mostrado satisfecho de que "de una vez por todas los dos grandes partidos se hayan sentado para hablar de los desahucios", aunque ha lamentado que lo hagan tras haberse producido suicidios y "a remolque" de las "tantísimas" iniciativas presentadas sobre esta cuestión.

UPyD ha presentado hoy una Proposición No de Ley con nuevas medidas, entre ellas la creación de una nueva figura legal para impedir la ejecución por parte de acreedores y, en su caso, el desahucio de la vivienda habitual, a la que podría adscribirse quien lo desee.

El grupo de la Izquierda Plural, compuesto por IU, ICV-EUiA y CHA ha presentado varias propuestas legislativas en las que plantea la liquidación de la deuda cuando las entidades financieras ejecuten la hipoteca y se queden con la vivienda.

El PNV ha dicho que el PP y el PSOE tienen la "obligación moral" de buscar un acuerdo porque ellos son "los responsables de la burbuja inmobiliaria" que ha provocado esta situación.

En el Senado había hoy previstas dos preguntas y una interpelación al Gobierno sobre el asunto de los desahucios que han sido aplazadas.
Compartir en Meneame