cabecera
    21 de noviembre de 2014

EL EJECUTIVO CONSTITUIRÁ UN PARQUE DE VIVIENDAS PARA los afectados

El Gobierno frena el desahucio a familias con menores, dependientes, con rentas bajas o a parados sin prestación

Hogares donde no se reúna una renta superior a los 19.000 euros anuales, donde haya familia numerosa, con menores de tres años, minusválidos o dependientes al cargo, donde haya un caso de violencia doméstica o donde todos los miembros se encuentren en paro y sin prestación. Los anteriores son los colectivos vulnerables que se verán favorecidos por la paralización por dos años del desahucio, según ha aprobado este jueves el Gobierno. Además, el Ejecutivo constituirá un parque de viviendas destinadas al alquiler a precios bajos para quienes no logren finalmente hacer frente a la hipoteca.
El Consejo de Ministros se ha reunido este jueves a las puertas de la Cumbre Iberoamericana que ocupará a distintos integrantes del Ejecutivo este viernes y fin de semana. Antes de partir a Cádiz, el Gobierno ha cumplido con el calendario y ha aprobado un real decreto ley de medidas urgentes para proteger a los deudores hipotecarios.

El acuerdo con el Partido Socialista no ha sido absoluto hasta la fecha, pero sí se han logrado “avances significativos”, ha dicho Soraya Sáenz de Santamaría, más optimista que Alfredo Pérez Rubalcaba, que negaba minutos antes comunión alguna. A falta de profundizar en la normativa con su debate en las Cortes entre los distintos grupos políticos, el Ejecutivo ha alumbrado dos medidas en respuesta a la premura exigida por la ciudadanía.

El decreto ley se ampara en “cuestiones humanitarias” y se dirige a “colectivos vulnerables”. Se paralizará por dos años la fase final del desahucio a familias, ha concretado la vicepresidenta, que no superen una renta anual de 19.000 euros, numerosas, con un menor de tres años al cargo, con sus miembros en paro y sin prestación, al mando de personas discapacitadas o dependientes o donde haya un caso de violencia de género.

Además, el Gobierno se impone la obligación de constituir un fondo social destinado a la vivienda. Consistirá en un “parque” de inmuebles destinados al alquiler y “a precios bajos, muy razonables”, según la portavoz, para ser ocupados por personas que hayan perdido su hogar. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que la bolsa de pisos para alquilar del nuevo fondo social se nutrirá de los inmuebles adjudicados por impagos propiedad de la banca, muchos ahora en manos del FROB.
Compartir en Meneame