cabecera
    25 de octubre de 2014

Crónica política

Ganan los sindicatos: ni paro ni desahucios

Los casi seis millones de trabajadores que están en el paro han visto la huelga general del pasado miércoles como su gran panacea, según los sindicatos. A partir de este jueves los puestos de trabajo, gracias al paro del 14-N, se han abierto a miles de esas personas, es decir a ninguno.
Los casi seis millones de trabajadores que están en el paro han visto la huelga general del pasado miércoles como su gran panacea, según los sindicatos. A partir de este jueves los puestos de trabajo, gracias al paro del 14-N, se han abierto a miles de esas personas, es decir a ninguno. Los sindicatos pueden estar orgullosos, según los analistas políticos consultados por este diario, de haber conseguido grandes movilizaciones en defensa de los derechos sociales. Pero, y aquí está la pregunta, Méndez y Toxo, los dos grandes defensores de los trabajadores, han hecho algo por los parados o simplemente se han preocupado por salvar los derechos de los que tienen trabajo. Porque hasta esta ahora, todavía se les esperan propuestas para crear empleo, aparte de las que en están en sus manuales, inversiones por parte del Estado.

Y mientras la huelga general del 14-N sigue siendo un gran éxito para los sindicatos, y para el PSOE, la realidad sigue por otros parámetros. La huelga, según analistas políticos consultados por este diario “no ha servido para nada y habrá que preguntarse, y mejor a los sindicatos, por qué en muchos centros de trabajo hasta sus afiliados y hasta miembros de los comités de empresa acudieron a sus puestos”.

En empresas públicas y privadas, porque como también reconocen sectores sindicales a “El Imparcial”, al final “ha sido una huelga de los tres sectores que hay en España: los obligados, los que no tienen trabajo, casi seis millones de personas; los que creen que este tipo de convocatoria no vale para nada, sólo para crispar y que al final fueron muchos más los que acudieron a sus puestos de trabajo; y por último, quienes creían y creen que con este paro iban a quebrar el pulso del Gobierno, sindicatos en cabeza de fila”.

En fuentes del PP, se preguntan que hacía el “sindibanquero”, “como acertadamente le llama Alfonso Ussia” al secretario general de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, el mismo que no ha tenido ningún reparo en ejecutar un ERE aplicando la reforma laboral del Gobierno, que ha puesto en la calle a decenas de trabajadores de este sindicato, en cabeza de la manifestación que el miércoles se celebró en Madrid.

Y mientras UGT, Comisiones Obreras y el PSOE siguen “en éxtasis por el gran éxito del 14-N”, la realidad del 15 de noviembre ha sido otra, y es que el Gobierno ha tenido que salir a legislar de un vez por todas medidas contra los desahucios de los bancos. “Gusten o no gusten, sea suficientes o insuficientes, la realidad es que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha sido el primero en tomar medidas contra este gran problema social”, señalan las fuentes políticas consultadas por este diario,

En este sentido, los mismos medios recuerdan y señalan que el PSOE parece no “haber cambiado ni un ápice su postura sobre esta cuestión desde que estaba en el Gobierno a ahora que está en la oposición”. El mismo Partido Socialista que se negó a cambiar la legislación en cuanto a desahucios cuando estaba en el Gobierno, es el mismo que “ha estado mareando la perdiz durante esta semana, diciendo que sí pero que no, a la primera iniciativa que desde un Gobierno de la Nación se toma para intentar para solucionar uno de los mayores problemas sociales que tiene este país: que las familias se queden si su casa”.

Fuentes del PP destacan que “dónde esta ahora el PSOE de Rubalcaba, en su negativa a solucionar el problema de los desahucios en la época de Zapatero, o en el rechazo de estas últimas horas a llegar a un acuerdo con el Gobierno, todo con dar una imagen de enfrentamiento, por mucho que el líder de la oposición quiera aparecer como un político dialogante”.
Compartir en Meneame