cabecera
    1 de noviembre de 2014

crónica política

Artur Mas, "de mesías a martir"

Como ha dicho hoy la candidata del PP a la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho, Mas ha “pasado de ser el mesías” de la independencia a intentar convertirse en un mártir de una supuesta campaña lanzado por el Estado contra él. En el este sentido, el líder de CiU ha subrayado que “ahora pido yo explicaciones” y ha pedido si este episodio es “una persecución política, si pretende desestabilizar el resultado de las elecciones, si se hace por métodos no democráticos ni legales, de dónde sale este informe (elaborado por la Unidad de Delincuencia Económica de la Policía Nacional), si obedece a un juego sucio para abortar el proceso soberanista, por qué se hizo si no está autorizado, qué intereses ocultos hay tras esta maniobra, cómo es compatible esto con un Estado de Derecho”.

No obstante, Mas ha reconocido que no sabe si el informe fue encargado por el “Gobierno o estructuras que van más allá del Gobierno. Yo no acuso a nadie, pero lo que sí pido son explicaciones, porque si hay un informe de la Policía alguien los tiene que ordenado y tenemos que saber quién es, porque el juez dice que no fue él”. “Nadie se hace responsable, no encuentran al responsable. Desde el primer día dije que creía al ministro. Pero una cosa es eso y otra es que tres días después nadie se haga responsable. Todo esto recuerda otra época”.

Analistas políticos consultados por este diario destacan que el candidato de CiU , ha adoptado la línea del “victimismo”, una actitud muy habitual en Convergencia “y de quien ha tenido un buen maestro Jordi Pujol, que siempre que los cosas se le ponían mal hablaba de una campaña con contra él, sino contra la propia Cataluña. De todas formas, Mas y el ex presidente de la Generalitat ya han presentado en el juzgado sendas querellas contra “El Mundo” por sus informaciones en relación de las comisiones ilegales procedentes del Palau que tanto él como Pujol supuestamente cobraron.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha contestado al candidato de CiU y ha asegurado que si es cierto que ha dicho todo es eso, que se haya puesto una campaña desde el Estado para destruirle, “que yo no lo sé, tengo que decir que es una falsedad. Si alguien tiene un problema no debe intentar trasladarle a otro el problema”.

Rajoy, que se ha reunido en el Palacio de la Moncloa con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también se referido a la iniciativa planteada por el Ejecutivo para dar el permiso de residencia a los extranjeros que compren una vivienda en nuestro país con un a valor superior a los 160.000 euros con el fin de mover el mercado inmobiliario.

Aunque Rajoy ha asegurado que la decisión definitiva no está tomada si ha afirmado que desea que “el stock de viviendas existente salga a la venta a precios razonables”. El jefe del Ejecutivo ha subrayado que “necesitamos vender esas viviendas y que el sector pueda salir adelante. No para construir 900.000 viviendas al año, pero es importante porque da trabajo a mucha gente”, ha recalcado.

Desde el PSOE, la iniciativa se ha visto con muy malos ojos, “aunque es difícil por no decir prácticamente imposible que los socialistas vean bien algo”, según señalan analistas políticos consultados por “El Imparcial”. La secretaria de Cooperación e Inmigración, Marisol Pérez Domínguez ha dicho que el Gobierno, “en lugar de meterse a comercial de los promotores inmobiliarios, debería actuar de verdad para frenar los desahucios y que no haya cada vez más pisos vacíos y más familias en la calle” Pérez Domínguez ha acusado al Ejecutivo de “mercantilizar con el permiso de residencia en España” y de haber cometido con esta iniciativa “un disparate que evidencia la total equivocación de las prioridades del Gobierno”. Estamos hablando de cuestiones serias que comprometen a largo plazo; un piso se puede vender al día siguiente de la compra, pero la residencia vincula para mucho tiempo”.
Compartir en Meneame