cabecera
    27 de agosto de 2014

25-s

Los partidos ponen toda la carne en el asador el día de cierre de campaña

Los partidos catalanes harán un último esfuerzo este viernes en el cierre de la campaña del 25N, una jornada en la que el presidente catalán, Artur Mas (CiU), ofrecerá una "declaración final", Pere Navarro (PSC) estará arropado por sus juventudes y Alicia Sánchez-Camacho se apoyará en la dirección del PP.
La campaña para los comicios de este domingo en Cataluña concluye este viernes con los nacionalistas en cabeza aunque sin mayoría absoluta, según los últimos sondeos, tras la apuesta soberanista de su líder y presidente regional, Artur Mas.

La cita con las urnas es observada también en clave nacional debido a la dimensión que Mas ha introducido al adelantar dos años los comicios y presentarlos como el punto de partida de un proceso que busca celebrar un referéndum para que Cataluña decida sobre el estatus futuro de su relación con España.

Esta comunidad autónoma, de 7,5 millones de habitantes, que aporta al PIB español en torno al 18 por ciento, está sumida en una grave crisis económica, con una deuda de 43.954 millones de euros y sin poder obtener financiación en los mercados.

Como consecuencia de esta situación, el gobierno regional -que considera que la comunidad autónoma aporta mucho más a las arcas del estado de lo que recibe- tuvo que recurrir al Fondo creado por el Gobierno español para ayudar a las regiones con problemas de financiación y pedir prestados más de 5.000 millones de euros.

Los drásticos recortes decididos por Mas en sectores como la Sanidad y la Educación, que desencadenaron protestas y descontento social, han pasado sin embargo a un segundo plano en la campaña electoral, eclipsados por su propuesta soberanista.

Otros partidos que participan en los comicios le acusaron de adelantar las elecciones y lanzar el debate independentista para contrarrestar las críticas y las protestas.

En la recta final de la campaña surgió también la polémica en torno a un informe policial publicado por el diario español "El Mundo", que implica a Artur Mas, junto al expresidente regional Jordi Puyol, en un presunto cobro de comisiones ilegales por adjudicación de obras públicas, y atribuye a su padre cuentas millonarias en Suiza y Liechtenstein.

Mas dijo hoy en una entrevista en la cadena TVE que ésta "ha sido la campaña más dura y sucia" y negó tener cuentas en Suiza.

Los nacionalistas de Convergencia i Unió regresaron al gobierno de Cataluña hace dos años, tras derrotar a la coalición encabezada por los socialistas con una mayoría de 62 escaños en un Parlamento de 135, a seis de la mayoría absoluta (68).

Las últimas encuestas, publicadas el 18 de noviembre, dan la victoria a CiU, pero sin mayoría absoluta, con una horquilla de entre 60 y 64 diputados.

Según los analistas, no alcanzar la mayoría absoluta después del desafío soberanista lanzado por Mas, sería interpretado como un fuerte revés para el líder nacionalista, que pidió a los catalanes un respaldo excepcional para acometer su plan soberanista.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un organismo público, en su última encuesta, el 8 de noviembre, apuntaba también a la victoria de CiU con 63-64 diputados.

Los sondeos vaticinan asimismo un ascenso de los independentistas de ERC, que, según el CIS, lograrían 17 escaños (tienen 10), que Mas podría sumar eventualmente a los de CiU.

También ponen de manifiesto el hundimiento del Partido Socialista, la segunda fuerza de Cataluña, región considerada uno de los grandes viveros de votos de los socialistas españoles, que se quedarían por debajo de los 20 diputados frente a los 28 actuales. Un nuevo descalabro del PSOE, que gobernó España hasta diciembre de 2011, debilitaría el liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba, que sucedió al exjefe del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero hace apenas nueve meses al frente del partido, y podría abrir una crisis interna.

El Partido Popular (PP) que gobierna España, según algunas encuestas, puede mejorar su posición actual de 18 escaños.

Artur Mas apeló hoy al electorado a dar un "mensaje histórico" en las elecciones. "El mundo nos estará observando atentamente el próximo domingo 25 de noviembre y tenemos la oportunidad de mostrar la mejor expresión cívica de nuestra democracia y de hacer llegar claramente un mensaje histórico", que resumió en que "Cataluña ha decidido que quiere hacerse responsable de su futuro".

En una entrevista publicada hoy por el diario "La Vanguardia", de Barcelona, Mas detalló que considerará que ha logrado el triunfo el domingo "si amplío los actuales 34 escaños que nos separan de la segunda fuerza parlamentaria. Y si sumamos una mayoría parlamentaria excepcional a favor del derecho a decidir".

El Gobierno español ha recordado al dirigente catalán que su idea de celebrar un referéndum en Cataluña no está contemplada en la Constitución española, por lo que no sería legal, y en todo caso tendría que ser una consulta a todos los españoles.
Compartir en Meneame