cabecera
    26 de noviembre de 2014

EL GOBIERNO DEFIENDE QUE NO HABRÁ ESPAÑOL DESAMPARADO ANTE LA JUSTICIA

Sáenz de Santamaría recuerda que son “múltiples los procesos abiertos contra CiU” en los últimos tiempos

Soraya Sáenz de Santamaría deja en manos de los tribunales las filtraciones sobre Artur Mas pero, a propósito o con la guardia baja, ha dejado caer que son “múltiples los procesos abiertos contra CiU” en los últimos tiempos y que son sus responsables quienes han de dar explicaciones.
Consejo de Ministros descafeinado el de este viernes. Mariano Rajoy en Bruselas y el interés tan solo en las impresiones de la vicepresidenta del Gobierno acerca de asuntos calientes como las controvertidas nuevas tasas judiciales o las inminentes elecciones catalanas.

Tirón de orejas de Soraya Sáenz de Santamaría a José Antonio Monago, presidente extremeño, sobre su anuncio de conceder la paga extra de Navidad a los funcionarios. La portavoz ha reconocido no tener a mano todos los detalles sobre el plan del barón del Partido Popular, pero sí ha avanzado que el Ejecutivo actuará “como corresponda” si esta autonomía incumple lo establecido sobre los empleados públicos. Monago obtendrá este dinero, 80 millones de euros en total, de los 240 que recibirá gracias a la sentencia del Constitucional que avala el impuesto sobre los depósitos bancarios, recurrido por el Gobierno de José María Aznar en 2002.

No ha tardado en ser planteada la pregunta sobre las tasas. Sáenz de Santamaría ha subrayado que las personas con menos recursos no tendrán que pagar por litigar, ni tampoco, como ya ocurría hasta ahora, tener que desembolsar dinero por un abogado o procurador. Además, ha añadido, pagará todas las costas quien pierda el proceso, por lo que toda cantidad abonada será devuelta si se gana el juicio.

La vicepresidenta no se ha pronunciado sobre las diferencias entre Alberto Núñez Feijóo y Alberto Ruiz Gallardón al hilo de este asunto, discrepancias que las malas lenguas achacan a la carrera sucesoria dentro del Partido Popular. Quizá sí se haya dirigido al presidente gallego cuando la portavoz ha defendido que las tasas no son excepción en el marco europeo, sino habituales, y que las españolas apenas sirven para la financiación del servicio de la Justicia.

Ya en clave catalana, y en la misma línea que la campaña, las declaraciones han versado sobre lo que va más allá de la política. Más concretamente, sobre las informaciones publicadas por el diario El Mundo esta última semana en relación con el aspirante a la relección Artur Mas. Sáenz de Santamaría ha lamentado que “no es la primera vez que se producen filtraciones de informes policiales”, poniendo el foco en que esto también ocurría con el Gobierno anterior. El “criterio” en estos casos, a su parecer, ha de ser el mismo: investigar la filtración en sí, su origen, pero también aquello que contiene destapa.

Preguntada por las manifestaciones de Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en las que, consciente o debido a un desliz, da por buenas las sospechas sobre Mas, la vicepresidenta ha defendido a su compañero argumentando que no dio nombres y que se limitó a explicar que todo español tiene la obligación de declarar las cuentas en el extranjero y no burlar a la Agencia Tributaria.

Ha negado un choque entre la Fiscalía General del Estado y la catalana. La segunda se ha postulado claramente a favor de Mas, pero sí ha puesto el acento en que deben respetarse las jerarquías. Sáenz de Santamaría cree que deben ser CiU y sus responsables quienes den explicaciones sobre casos turbios que, ha dejado caer, son “múltiples” en este partido.
Compartir en Meneame