cabecera
    22 de septiembre de 2014

Rajoy dice que el 25-N demuestra el "fiasco" de la estrategia política de CiU

ERC comienza a presionar a Artur Mas y exige la vía soberanista

Tras haber doblado su número de escaños en el Parlamento catalán, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y su líder, Oriol Junqueras, amparados en su gran aumento de votos logrados el 25-N, han empezado este lunes a presionar a Artur Mas y a Convergencia i Unió (CiU) para impulsar juntos la vía soberanista a pesar de encontrarse en situaciones ideológicas antagónicas.
El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha dicho este lunes que su partido no se plantea estar en el próximo gobierno catalán y se propone liderar la oposición, pero se ha mostrado abierto a pactar una agenda de objetivos básicos con CiU que incluya la convocatoria de un referéndum de autodeterminación.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de ERC, Junqueras ha recordado que CiU sigue siendo la fuerza mayoritaria, pese a su retroceso, y que para Esquerra los objetivos de carácter nacional y los económicos van unidos y son indivisibles, por lo que representa una alternativa distinta a la que defiende la formación que encabeza Artur Mas.

Según Junqueras, CiU se ha equivocado al plantear el proceso soberanista como un liderazgo personal cuando ERC es partidaria de "construir liderazgos compartidos y colectivos", pero también "se equivocan" el Gobierno español y los partidos estatales al considerar que dicho proceso ha quedado frenado con el retroceso de Artur Mas y de su formación.

Sobre los objetivos que ERC pone encima de la mesa para negociar con CiU y los demás partidos, ha destacado la necesidad de establecer "una agenda nacional clara y concisa" que incluya la convocatoria de un referéndum de autodeterminación, así como un giro económico y social que comporte replantear los ingresos y gastos de la Generalitat y rebajar las medidas de austeridad.

Como la nueva primera fuerza de la izquierda catalana que es, ERC "no avalará más recortes" en servicios básicos, ha recalcado, exigirá "la supresión del euro por receta sanitaria" porque lo consideran "profundamente injusto", y como alternativas para conseguir más ingresos propondrá restaurar el impuesto de sucesiones para las rentas más altas e implantar un impuesto sobre transacciones financieras que paguen los bancos.

Según Junqueras, si CiU quiere hacer un gesto hacia ERC "que empiece por romper los acuerdos con el PP que tiene en algunos ayuntamientos y diputaciones".

Ha indicado que aún no ha podido hablar con el actual presidente en funciones, Artur Mas, pero sí que lo ha hecho con el secretario general de CDC, Oriol Pujol, y espera que a lo largo del día podrá conversar con Mas y con otros líderes.

Al valorar los resultados electorales, ha explicado que "dentro del bloque soberanista hay un desplazamiento hacia el partido que ha hablado de independencia de forma más explícita, que es ERC, y desde el ámbito ideológico hay un desplazamiento desde el centro-derecha hacia el centro-izquierda".

Por lo que respecta al "bloque de la izquierda catalana", ha añadido, "hay un desplazamiento hacia los partidos más soberanistas", y ha saludado la irrupción en el Parlament de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP).

"Los dos movimientos, es decir, el desplazamiento nacional hacia los partidos independentistas, y el desplazamiento de la izquierda hacia partidos más soberanistas, han confluido en ERC", ha apuntado.

Después de recordar que ERC no tenía como objetivo entrar en el Govern sin ganar las elecciones, ha insistido en la idea de que "sería muy bonito que el presidente y el jefe de la oposición vayan juntos a defender el derecho a la independencia, porque esto dará una imagen muy potente a nivel catalán e internacional".

Según Junqueras, las lecturas que se hacen en el Estado español sobre las elecciones "están equivocadas" puesto que "hay casi dos tercios de los diputados del Parlament que están a favor de la consulta y ahora lo llevan en sus programas electorales".

Si se avanza en esta dirección y hay un cambio en la orientación presupuestaria, ha explicado, ERC facilitará la gobernabilidad de Cataluña, teniendo claro que "lo importante no es pactar con quién, sino sobre qué y cómo".

Ha recordado, de todas formas, que "la aritmética parlamentaria permite acuerdos con el PSC y con el PP", y "la experiencia nos enseña" que CiU "tiene una predisposición manifiesta a ponerse de acuerdo con estos partidos y no con ERC".
Compartir en Meneame