cabecera
    2 de septiembre de 2014

crónica política

¿Volverá Mas a hablar de cloacas?

El primero de los dirigentes imputados en la "operación mercurio" es el número dos del PSC, su secretario de Organización, Daniel Fernández, y también jefe de campaña de Pere Navarro en las pasadas elecciones autonómicas catalanas.

El segundo imputado de gran relevancia de los 26 que van por el momento, ha sido el alcalde socialista de Sabadell, Manuel Bustos, otra de las grandes personalidades del PSC. Tanto él como Fernández, por un presunto delito de corrupción urbanística, consistente en cobrar un tres por ciento de las obras encargadas por los ayuntamientos dirigidos por los socialistas imputados en este caso.

Hasta aquí, ninguna novedad sobre lo que ha ocurrido sobre la corrupción urbanística como recuerdan los analistas políticos consultados por este diario. “Porque lo del tres por ciento en comisiones no es nada nuevo, y no hay más que recordar el terrible rifirrafe que sobre esta cuestión tuvieron no hace muchos años Pascual Maragall y el propio Artur Mas sobre esta cuestión en el Parlamento catalán, y que visto lo visto no ha servido para nada, sino todo lo contrario, para consolidar un situación que parece del todo asumida en esa Comunidad Autónoma”.

Sin embargo, desde el punto de vista político, se van abriendo muchos escenarios. ¿Es una casualidad que este martes, dos días después del desastre electoral de Artur Mas y su apuesta independentistas haya salido a la luz la operación Mercurio, que afecta a buena parte de la cúpula de los socialistas catalanes? Más preguntas, “y en este sentido este primer mas sí tiene ironía”. ¿Hablará el líder de CiU de las cloacas del Estado cuando han sido los Mossos D´Esquadra, que él dirige, quienes han efectuado las escuchas y los informes que han dado lugar a esta operación? ¿O es que la Policía Autonómica catalana procede de la pata del Cid y la Policía Nacional de las ratas que pululan por las alcantarillas?

Más preguntas que se hacen los analistas políticos consultados por este diario y que Mas “quizás debería contestar”. ¿Por qué se hace pública esta información este martes y no antes de las elecciones del pasado domingo? Porque, “a lo mejor el líder de CiU se hubiera quedado sin un solo argumento para no tener que pactar con ERC”. Ahora, con “la posible información de la que dispone, supuestamente, puede tener cogido al PSC por ahí mismo, para que sean los socialistas los que le den su apoyo en el debate de investidura y no ERC, con todos los problemas internos en el seno de CiU que supondría esta posibilidad”.

Asimismo, de conseguir el apoyo del PSC, podría evitar un escenario que ya es casi un clamor no solo en Cataluña, sino que Artur Mas dimita y convoque nuevas elecciones, porque los resultados del 25-N, han dejado un panorama político catalán roto y prácticamente ingobernable”.

Otra cuestión que se preguntan en la misma línea los analistas consultados por este diario. ¿Dónde queda la apuesta independentista de Mas? “Con ERC o con unos socialistas sumisos y pensando por dónde les puede llegar otro golpe, y que además no se oponen a un cambio de sistema en España para llegar a un Estado federal, algo que a CiU en un principio, no le resulta una idea desagradable si también tiene que recular en su proyecto independentista”.
Compartir en Meneame