cabecera
    27 de agosto de 2014

González: "El PSOE ha perdido la vocación de mayoría y tiene que recuperarla"

El PSOE, prietas las filas para salir del atolladero, homenajea a Felipe González y añora el pasado

Exministros y exdirigentes del PSOE que han acudido hoy al acto de homenaje a los treinta años de la llegada de Felipe González al Gobierno han rechazado que los socialistas deban llevarse por la nostalgia, pero muchos han reconocido que líderes como él y tiempos como aquellos será difícil que se repitan.


Miembros del PSOE se han reunido este domingo en Madrid para homenajear a Felipe González por el 30 aniversario de la victoria electoral de 1982. Exministros y exdirigentes del partido han rechazado que los socialistas deban llevarse por la nostalgia, pero muchos han reconocido que líderes como él y tiempos como aquellos será difícil que se repitan.

Así se han expresado exdirigentes socialistas a su llegada a ese acto, al que han confirmado su asistencia 41 exministros, once de ellos del primer Ejecutivo del PSOE.

González ha considerado, en su intervención, que el PSOE debe recuperar "la vocación de mayoría" de su proyecto político y la "memoria histórica". González ha recordado, no obstante, que cuando el PSOE ganó hace 30 años por mayoría absoluta las elecciones generales, el partido tampoco tenía esa vocación y que él se sintió "abrumado" y hasta "acojonado".

Ante unas 2.000 personas, entre ellas 40 ministros de los gobiernos de González y de José Luis Rodríguez Zapatero, así como miembros de todas las ejecutivas federales socialistas de los últimos treinta años, González ha asegurado que estuvo meses trabajando con la hipótesis de que el PSOE ganara por mayoría absoluta, aunque no tan abultaba como los 202 diputados logrados el 28 de octubre de 1982.

Y ello a pesar de que muchos compañeros le advertían de que iba a ser imposible, porque el PSOE tenía un techo de voto del 35 por ciento.

A su juicio, sin embargo, más allá de ese techo de voto, el problema del partido socialista, entonces, pero sobre todo ahora, es que "no tiene vocación mayoritaria". "El PSOE ha perdido la vocación de mayoría y tiene que recuperarla, mirando las necesidades de la sociedad", ha apostillado. "Lo que me preocupaba y me preocupa es que el partido no tenía vocación mayoritaria. Y yo sí tenía vocación mayoritaria" ha remachado, convencido de que no se puede conquistar a los electorales si el propio partido ya piensa que no puede ofrecer un proyecto mayoritario. Otra de las debilidades del PSOE, en su opinión, es que no tiene mucha memoria histórica, como tampoco la tiene la ciudadanía.

Con su espíritu de no resignarse a nada, González se ha mostrado seguro de que España y el PSOE podrán superar sus respectivas crisis actuales, recordando en ambos casos de dónde parten. Rubalcaba, por su parte, ha replicado que en la Ejecutiva actual también se discute, si bien el problema es que "ahora se cuenta más fuera", a pesar de sus intentos de que no sea así para que sus compañeros puedan expresarse libremente.

Sólo Joaquín Almunia y Pedro Solbes, por encontrarse fuera de España, han excusado su presencia al acto, al que asiste también el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Aunque muchos han eludido hacer declaraciones a los periodistas, otros han elogiado la labor de González y han hecho comparaciones entre la España de 1982 y la que había en 1996, fecha en la que los socialistas salieron del Gobierno. Entre los que han hablado, el expresidente del Congreso y exministro de Defensa con Zapatero, José Bono, ha puesto el acento en la dificultad en que vuelva a haber líderes como González y ha argumentado: "Gente como Felipe salen muy pocos en el siglo, se pueden contar con los dedos de una mano. Esto es así y esto lo reconocen hasta sus enemigos". Bono ha rememorado cuando hace treinta años el PSOE ganó las elecciones por mayoría absoluta y "se emocionó España entera y desde luego los socialistas, después de tantos años de clandestinidad, de ilegalización".

Preguntado sobre el vídeo realizado por unos jóvenes socialistas pidiendo perdón por las equivocaciones de la última etapa de Zapatero, Guerra ha inquirido: "¿Que bases son esas? ¿Cuántos son?", para sentenciar a continuación: "Yo no he pertenecido nunca a la cofradía del perdón".

El expresidente de la Junta de Andalucía Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha opinado que González "no es muy amigo de echar la vista atrás sino de echar la vista adelante" y ha considerado que "es una de las cabezas más modernas que existen en estos momentos en España y en el PSOE, porque sabe los cambios de la sociedad que se están produciendo y en qué sentido van". Rodríguez Ibarra ha dudado de que hoy por hoy González quiera dar "directrices" al partido, sino que se dedica a aportar su opinión de lo que pasa en Europa y en España

El exministro de interior José Barrionuevo, en declaraciones a Efe, ha considerado el acto de hoy más que merecido por la transformación de España que hizo Felipe González. Ante la posibilidad de que el PSOE pueda volver a tiempos de éxito como los de entonces, ha considerado que eso es difícil. "Pero imposible -ha precisado- no hay nada".

Los exministros Valeriano Gómez y Juan Fernando López Aguilar han rechazado enmarcar el acto de hoy en la nostalgia que puede sentir el PSOE de otros tiempos, y el segundo ha hecho una reflexión sobre la modernización del país que protagonizó González comparando la España que se encontró con la que dejó al abandonar el Gobierno.

El líder del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha destacado "la paradoja" de que hoy, treinta años después, las calles y las plazas de España estén llenas de gente reclamando que se mantenga lo que empezó hace 30 años. "Es paradójico, curioso, reclamar que se mantenga lo que empezó González", ha añadido antes de señalar que una cosa es que se tenga que ajustar la sanidad, la educación, las pensiones o las obras públicas por culpa de la crisis, y otra echarle la culpa de ella a la educación y la sanidad. Además, se ha mostrado convencido de que este año va a ser "trepidante" para el PSOE, lleno de reflexiones y "seguramente, muchos cambios".
Compartir en Meneame