cabecera
    2 de septiembre de 2014

no atiende las peticiones de la ue

Margallo: "Israel no da pasos hacia la paz sino más bien hacia la prolongación del conflicto"

Margallo opina que Israel no está dando pasos hacia la paz, sino hacia la prolongación del conflicto al no atender las peticiones de Europa.
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha afirmado que el Gobierno israelí no da "pasos a la paz" sino "más bien hacia la prolongación del conflicto", al no atender las peticiones que le ha hecho la Unión Europea y hacer "exactamente todo lo contrario".

El ministro, quien ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de inaugurar una jornada sobre la seguridad en el Mediterráneo tras la Cumbre de Chicago, ha asegurado que España "seguirá insistiendo en el llamamiento a la paz" y a acabar con un conflicto que dura muchos años.

A su juicio, el Gobierno israelí ha cometido "una enorme torpeza" al "congelar" los impuestos que el Estado de Israel recauda a nombre de la Autoridad Palestina y anunciar que va a seguir con su política de asentimientos en Cisjordania, "exactamente las dos cosas que la Unión Europea le había pedido a Israel que no hiciese".

El ministro ha recordado que España votó a favor de Palestina en la Asamblea General de la ONU para convertirse en Estado observador, como forma de "seguir apostando por la solución de los dos Estados", ya que eso "abría una oportunidad a las dos partes" de "volver a sentarse en la mesa de negociaciones".

Ha añadido que ese reconocimiento de Palestina da una oportunidad a la comunidad internacional, singularmente a la Unión Europea y a Estados Unidos, para animar a las partes a seguir negociando y resolver un conflicto que dura desde 1948.

Durante su conferencia, García-Margallo se ha referido al proceso de paz en Oriente Próximo y ha defendido que España decidió tomar "una posición propia" cuando se hizo evidente que no era posible una común en la comunidad internacional y en la Unión Europea.

Ha recordado que a España le hubiese gustado que no se hubiera llegado a una votación en Naciones Unidas, porque se habría avanzado en las conversaciones de paz, y que este país decidió "prácticamente desde el primer momento" que el reconocimiento de la Autoridad Palestina como observador era "un paso hacia la paz".

El ministro ha señalado que la diplomacia española considera "un error" la respuesta de Israel y "un retroceso al camino de la paz", por lo que ha vuelto a llamar a las dos partes de "sentarse cuanto antes en una mesa de negociaciones que acabe con el conflicto.
Compartir en Meneame