cabecera
    31 de julio de 2014

Considera una "ofensiva desde la mala fe" la ley orgánica que prepara el Ejecutivo

Mas planta cara al Gobierno y convoca una cumbre de partidos en defensa de la educación en catalán

En lo que ha calificado una "ofensiva" contra la lengua catalana, Artur MAs, presidente en funciones de la Generalidad, ha convocado una cumbre de partidos para hacer frente a la al borrador de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa proyectada por el Ministerio de Educación. De este modo, Mas hace caso omiso al Gobierno y planta cara en defensa de la de la inmersión lingüística.
El presidente catalán en funciones, Artur Mas, ha convocado una cumbre conjunta de los partidos favorables a la inmersión lingüística y del sector educativo para hacer frente al proyecto de reforma educativa del Gobierno que ve como una "ofensiva" en contra de la lengua catalana en la escuela.

Así lo ha trasladado el portavoz en funciones del gobierno de la Generalitat, Francesc Homs, en la rueda de prensa posterior a la reunió del Consell Executiu.

Según Homs, la intención de Mas es convocar una "cumbre" de partidos a favor de la inmersión lingüística y para "hacer piña" ante la "ofensiva" del Gobierno del PP, en alusión al borrador de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa.

El documento, que se discute hoy en el Consejo Interterritorial de Educación, asegura que las CCAA con lengua cooficial tendrán que pagar la escolarización en centros privados cuando no haya oferta docente pública o concertada "razonable" para los alumnos cuyos padres deseen que sean escolarizados en castellano.

Independientemente del curso que siga el proyecto impulsado por el ministro de Educación, José Ignacio Wert, que aún debe pasar por el Consejo de Ministros y las Cortes Generales, el portavoz del Govern ha avanzado hoy que en Cataluña se continuará aplicando la Ley de Educación de Cataluña (LEC).

Homs ha explicado que el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha hablado esta mañana con los líderes de ICV, ERC y PSC, que "respaldan la inmersión lingüística", para convocarlos a la reunión junto del Consejo Escolar de Cataluña del miércoles de la próxima semana en el Palau de la Generalitat.

Este consejo de carácter consultivo, que reúne representantes del sector educativo, se reúne periódicamente y, en esta ocasión, contará con la presencia de los líderes de ICV, ERC y PSC, además del presidente de la Generalitat (CiU).

Según Homs, la reunión servirá para "situar el mensaje inequívoco" de que Cataluña "no ahorrará energías" ante esta "clara ofensiva al catalán y a la convivencia de Cataluña".

El portavoz ha enfatizado la importancia de este asunto afirmando que los partidos deberían dejar en segundo lugar las negociaciones para la investidura del presidente de la Generalitat para hacer "piña" frente a la reforma de Wert.

Homs ha afirmado que el borrador del Ministerio de Educación "sólo se puede plantear desde la mala fe" y ha agregado que, si una vez esté aprobado por las Cortes se constata que hay invasión de competencias, el Govern la recurrirá al Tribunal Constitucional (TC).

El portavoz del gobierno catalán ha destacado que acciones como presentar este proyecto de ley hace "cada vez más difícil" las relaciones institucionales entre los Ejecutivos central y catalán.

Incumplirá la ley de Wert
Ni el déficit, ni el borrador de la ley de educación de Wert. El Gobierno en funciones de la Generalidad de Cataluña parece contrario a cumplir con el Gobierno de España.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, considera que el borrador de la Ley de Mejora de Calidad Educativa (Lomce) del Gobierno "no se puede aplicar" en caso de que se apruebe y que el Gobierno autonómico hará prevalecer la Ley de Educación del Parlamento catalán.

En declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press, ha considerado "inimaginable" aplicar esta norma en Cataluña, y hace un llamamiento a hacer cumplir la ley de la Generalitat en caso de que prospere la estatal tal como está planteada.

Ha añadido que es un anteproyecto que tiene que ir al Consejo de Estado y al Congreso, y ha advertido de que si sale tal cual es inaplicable porque "se lo carga todo" en materia de inmersión lingüística.

Ha recordado que el borrador no respeta el artículo 3 de la Constitución en relación a las lenguas oficiales al no dar un "trato adecuado" al catalán, invade competencias y no cumple con el Estatut de Cataluña.

La consejera ha confiado en que el Consejo de Estado y las instituciones harán "modificaciones" en el anteproyecto, pero que si sale igual la Generalitat llevará la ley ante el Tribunal Constitucional (TC).

Rigau ha afirmado que en caso de llevarla al Constitucional saben que tienen que aplicar la ley hasta la sentencia, pero que el apoyo de la sociedad al Govern será total para "evitar" esta aplicación.

El Govern no la puede aplicar, ha afirmado la consejera, ya que sería "dar la espalda" a la sociedad y a la historia pedagógica de Cataluña.

Ha criticado que hasta el pasado viernes se había trabajado con otro texto sin "una línea de lengua", y que este nuevo borrador lo enviaron el mediodía del lunes, y ha considerado que han esperado a que pasaran las elecciones catalanas.

Rigau, que asistirá este martes en Madrid a la Conferencia de Educación, ha criticado esta "ofensiva" contra el catalán por parte del Ministerio, y ha sostenido que parece destinada a "agradar" a Ciutadans.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, considera que es "inadmisible" el proyecto de reforma educativa del ministro de Educación y acusa al PP de querer "cargarse" el catalán.

"El PP quiere cargarse la inmersión lingüística y el catalán, no hay nada que hablar, es inadmisible", sostiene Duran en su cuenta de Twitter, en referencia al borrador de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa que impulsa Wert.

Por su parte, también en Twitter, el presidente del Consejo Nacional de Unió y portavoz adjunto de CiU en el Parlament, Ramon Espadaler, afirma que el proyecto de Wert "atenta contra el modelo educativo y contra la convivencia misma" y subraya: "No hay puente alguno que reconstruir".

En la misma red social, la portavoz de Unió, Marta Llorenç, considera que "Wert quiere fracturar la sociedad catalana" y señala que "la inmersión lingüística ha hecho de Cataluña un solo pueblo".
Compartir en Meneame