cabecera
    1 de noviembre de 2014

crónica política

Todos, hasta el Barcelona, a la carga contra Wert

El PSC se ha apresurado hoy a correr de la mano de CiU, ERC e ICV en el Parlamento Europeo para firmar entre todos una carta en la que piden una reunión con la comisaria de Educación, Androula Vassiliou, para denunciar el “asedio” que a su juicio somete el Gobierno español a la lengua catalana”. En este sentido, los partidos firmantes subrayan que "la ley Wert significa un ataque frontal a la unidad civil del pueblo catalán. Durante décadas, Cataluña ha sido tierra de acogida para centenares de miles de personas que han querido integrarse en nuestro país y nuestro éxito ha sido que todos se sintieran plenamente catalanes mediante, entre otros instrumentos, el uso del catalán como lengua vehicular en la enseñanza”.

Analistas políticos consultados por este diario ponen de manifiesto “la poca memoria que tienen estos partidos, empezando por los socialistas, después de décadas arrinconando cada vez más al castellano en las escuelas, e incluso con los Gobiernos de la Generalitat pasándose por el arco del triunfo sentencias judiciales, incluidas las del propio Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que amparaban el derecho de los padres a elegir el idioma para escolarizar a sus hijos”. “Pues, no –insisten las mismas fuentes-. Del cumplimiento de estos fallos nada se sabe, y se debieron quedar en un limbo jurídico, porque, desde luego, la situación no sólo no ha cambiado, sino que ha ido a peor”.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una entrevista en RNE, ha asegurado que el ministro José Ignacio Wert, ha abierto “una batalla con cierto sentido táctico, usando la lengua con la intención de esquivar lo que verdaderamente” importa en la reforma que prepara con la Lomce. Para el dirigente socialista los “temas de fondo” que al le preocupan son la asignatura de Religión, la reválida o la segregación de alumnos, porque, ha afirmado, el modelo del PP “se basa en que cuando los niños fracasan hay que echarlos a la calle, y eso es barato y cruel”.

Mientras, el ministro Wert ha visto como la consejera de Educación de la Generalitat catalana, Irene Rigau, le daba un segundo plantón en menos de veinticuatro horas, en esta ocasión con motivo de la reunión que ha mantenido con los responsables autonómicos en esta materia para tratar la reforma de la educación universitaria.

Además, los ecocomunistas de Iniciativa per Catalunya presentarán en el Congreso de los Diputados a través del grupo parlamentario de la Izquierda Plural, una moción de reprobación contra el ministro de Ecuación, que será la segunda a la que se enfrente en menos de un año. En declaraciones a Efe, el secretario general de esta formación, Joan Herrera, ha afirmado que Wert representa al sector “más duro de la derecha extrema. Hay veces que parece la extrema derecha”.

Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, ha dicho que el plante de Rigau se debe a un intento de CiU para levantar “un mal resultado electoral”, el que sufrió el pasado domingo 25 de noviembre cuando no sólo no alcanzó la mayoría absoluta ni se quedó a las puertas, sino que perdió 12 escaños en unos comicios en los que Artur Mas pidió una mayoría excepcional para sacar su proyecto independentista adelante.

Por si fuera poco, hasta el Fútbol Club Barcelona también se ha lanzado a la carga contra el ministro de Educación. El equipo azulgrana ha reivindicado “de manera enérgica” el uso del catalán y el modelo de inmersión lingüística en los colegios existente desde 1978. Los analistas políticos consultados destacan que, “de nuevo se mezcla política y deporte y, además, el Barça tendría que recordar que cuenta con decenas de miles de seguidores fuera de Cataluña, que no hablan catalán y sí castellano”.
Compartir en Meneame