cabecera
    23 de noviembre de 2014

El Ejecutivo en cambio no cederá en materia lingüística

El Gobierno trabaja en dos problemas acuciantes: consensuar la ley de educación y evitar la huelga en Iberia

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, pidió este viernes centrar el debate de la reforma educativa en los alumnos, sus familias y el profesorado para frenar el fracaso escolar y el paro juvenil y no buscar puntos de confrontación importante.

Preguntada en la conferencia de prensa del Consejo de Ministros por la polémica con la Generalitat de Cataluña sobre el tratamiento del catalán en la reforma, ha señalado que la educación es un "derecho" de las personas, que tienen que proporcionar los poderes públicos a los ciudadanos, "en el ejercicio de su libertad".

Al final, ha dicho, hay una cosa que es la libertad de enseñanza y el derecho a la educación y también, por tanto, el derecho de los padres a elegir la educación que reciben los hijos (en este caso a ser educados en castellano).

Pero en ocasiones, ha explicado, la educación sirve para hacer "determinados discursos políticos".

Con independencia de los modelos lingüísticos de las comunidades con lengua cooficial "hay unos derechos de los ciudadanos reconocidos por la Constitución y por sentencias del Supremo y el Constitucional, y ningún poder publico en España -ha subrayado- puede considerarse ajeno a la doctrina que dictan los tribunales".

Preguntada por las palabras de Josep Antoni Duran Lleida, quien ha pedido la dimisión de Wert por considerar que el anteproyecto educativo es "el peor ataque desde la muerte de Franco que ha recibido el catalán", ha dicho que "siempre las leyes educativas generan tensión política, pero les pido a todos los grupos políticos que nos fijemos en un objetivo básico, que son los ciudadanos".

"Si nos centramos todos -ha proseguido- en que lo importante es la persona y no lo que dice tal parlamento o partido político, a lo mejor podremos sacar adelante uno de los temas claves del país: que no podemos estar con un 50 por ciento de desempleo juvenil".

También ha explicado que compete al Ministerio de Educación y al Gobierno en su conjunto la iniciativa legislativa para la reforma educativa y que los grupos políticos podrán presentar alegaciones y enmiendas en el trámite parlamentario, aunque ha recordado que aún es un borrador pendiente de más consultas con las comunidades antes de ser enviado al Congreso.

Además, ha pedido "valorar mucho más" la democracia y trabajar por su calidad y "no sacar siempre a relucir años de dictadura".

En la norma, ha asegurado, no se minusvalora ninguna lengua cooficial, sino que el anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) se limita a que el sistema de inmersión lingüística "se respete en los términos" señalados por el Supremo y el Constitucional.

Soria pide a sindicatos y empresa "que no se levanten" hasta que haya acuerdo
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha instado hoy a sindicatos y empresa "a que se sienten y no se levanten hasta que lleguen a un acuerdo" que permita desconvocar la huelga convocada en Iberia los días previos a Navidad.

Soria ha aludido así al desacuerdo con el que ha concluido hoy la primera reunión entre Iberia y los sindicatos convocantes de la huelga -UGT, CCOO, USO, Asetma y Sictpla-, por el que se mantienen los paros previstos para los días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre en protesta por el plan de reestructuración anunciado en noviembre por la empresa.

Las partes volverán a reunirse la próxima semana, ya que el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) ha citado a la empresa y a los sindicatos a una reunión el próximo lunes. Además, Iberia volverá a llamar al comité de huelga para la próxima semana, aunque no ha concretado fecha.

Sobre este conflicto laboral, el ministro de Industria, Energía y Turismo ha advertido a trabajadores y empresa que la no desconvocatoria de esta huelga "es lo peor que le puede venir a España en estos momentos".

"No es conveniente que una empresa tan importante vaya a la huelga, tienen que dejar de lado el máximo número de diferencias para llegar a un acuerdo", ha dicho el también presidente del PP en una rueda de prensa posterior a una reunión del comité ejecutivo regional del partido.

Soria ha destacado que el "daño" de esta huelga será mayor en Canarias, donde "no hay otra forma de entrar y salir que no sea por vía aérea".

En opinión del ministro, esta huelga afectará muy negativamente a la conectividad de Canarias con el territorio peninsular y también con el resto del mundo, de ahí que haya apelado a la responsabilidad de las partes implicadas, a las que ha instado a "que se sienten y no se levanten hasta que lleguen a un acuerdo".
Compartir en Meneame