cabecera
    22 de diciembre de 2014

Confidencial

¿Se pondrán de acuerdo el PP y el PSOE para reformar la Constitución?

Según ha podido saber El Imparcial, ya se han producido contactos entre dirigentes del PP y del PSOE para, entre otras cosas, reformar la Constitución. Los dos partidos superan con creces los dos tercios de las Cámaras que serían necesarios para emprender la reforma. Y, parece ser, que los dos partidos están de acuerdo en introducir cambios en la ley electoral, y cambiar la sucesión a la Corona y algunos otros puntos. Pero el choque o la gran diferencia entre uno y otro partido reside en el Título VIII, el que trata del Estado Autonómico.

Es evidente que la ley electoral prima a los partidos nacionalistas, resultando injusto el número de escaños y favoreciendo sus pactos con el Gobierno de turno que no obtiene mayoría absoluta para exigirle a cambio prebendas y cesiones. Y nadie discute que en el siglo XXI no se puede aceptar que el heredero a la Corona el varón tenga preferencia, pues, entre otras cosas, va contra la igualdad entre el hombre y la mujer.

Pero respecto al Estado de las Autonomías, según ha podido saber El Imparcial, el PSOE teme una rebelión, incluso entre sus afiliados, pues la manga ancha y el poder que tienen algunos parlamentarios autonómicos es tal que se volverían contra la dirección de su partido. Y no está el PSOE para más rebeliones internas. Por eso, Rubalcaba se inventó la memez del federalismo.

Pero lo que parece claro es que la Constitución, que ha resultado ejemplar, que ha logrado que los españoles vivamos una de las mejores épocas de nuestra Historia y que ha logrado el consenso entre la mayoría de los ciudadanos, se ha quedado anticuada. Y, sobre todo, el Estado de las Autonomías está arruinando a España y rompiendo la unidad del país, pues cada día que pasa tales Comunidades se sienten más soberanas e independientes del llamado Estado Central. Y ahí está Artur Mas como ejemplo. Aunque no hay que olvidarse del PNV que, bien arropado por los proetarras de Bildu, anda al acecho.

El gran problema es que el PSOE anda en horas bajas. El liderazgo de Rubalcaba está más que cuestionado. Y parece difícil que, al menos por ahora, PP y PSOE se pongan de acuerdo en algo.
Compartir en Meneame