cabecera
    23 de noviembre de 2014

Tras ofrecerles el gobierno la integración en la red estatal

Las comunidades autónomas mantienen 25 'embajadas' en el exterior

Las comunidades autónomas mantienen un total de 25 delegaciones políticas ubicadas en diferentes puntos del extranjero, sobre todo en Bruselas, y sólo cinco autonomías han atendido al ofrecimiento del Gobierno para integrar sus 'embajadas' en la red estatal de oficinas y así ahorrar costes, según datos recabados por Europa Press.

Las delegaciones en el extranjero son utilizadas por las comunidades autónomas como vehículo de cooperación política con el país en el que están ubicadas, así como medio de promoción y difusión de su cultura y su lengua. Además, todas las autonomías contaban con oficinas propias en Bruselas para formar parte de las negociaciones que se desarrollan en el ámbito de la Unión Europea.

Sin embargo, la crisis económica cuestionó la existencia de estas 'embajadas' y el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ofreció a las comunidades cerrar sus oficinas e integrar su personal en las embajadas españolas para ahorrar los costes de alquiler de edificios y otros gastos fijos.

Pese a este ofrecimiento, las autonomías mantienen aún 25 oficinas propias en el extranjero, doce de ellas ubicadas en Bruselas porque consideran imprescindible su presencia en la capital belga, máxime en el actual contexto de negociación de los fondos europeos. Asturias, Castilla y León, Navarra, La Rioja y Castilla-La Mancha sí han aceptado la oferta del Gobierno y han integrado sus delegaciones en Bruselas en la embajada española.

Al margen de Bruselas, hay algunas autonomías que mantienen también abiertas oficinas en otras ciudades tanto de Europa como de América. Es el caso de Cataluña, que no sólo no se plantea cerrar estas delegaciones sino que el Gobierno de Artur Mas durante la pasada legislatura defendió la necesidad de reforzar su presencia internacional, con la apertura de nuevas sedes.

En la actualidad, Cataluña cuenta con 'embajadas' en París, Berlín, Londres, Nueva York y Buenos Aires. Si embargo, la crisis también ha hecho mella en este ámbito y la Generalitat optó por no abrir nuevas delegaciones y la más reciente, la de Buenos Aires, no cuenta con personal propio más allá de su delegado.

Órganos de representación
Por su parte, el País Vasco, además de la delegación de Bruselas ante la Unión Europea, tiene abiertas sedes en Nueva York, México, Argentina, Chile y Colombia. El propio Gobierno vasco explica que las delegaciones de Euskadi en el exterior son "el órgano de representación de la comunidad en materia de cooperación al desarrollo, de relaciones con las Colectividades Vascas y de defensa y promoción de intereses multisectoriales en el ámbito de las competencias que a ésta le corresponden".

También Galicia cuenta con sedes en Uruguay y Argentina, países que acogen las colonias más importantes de emigrantes gallegos. Tras la llegada de Alberto Núñez Feijóo a la Xunta, ambas fueron trasladadas a dependencias de los centros gallegos en esos países, a fin de reducir costes en el alquiler de las oficinas que ocupaban.

Por su parte, Canarias tiene delegación en Caracas (Venezuela) con el objetivo de consolidar su presencia en el ámbito internacional y en respuesta a la "creciente actividad" que la comunidad desarrolla en el exterior.

Además, el Gobierno de Extremadura abrió una delegación en Lisboa, inaugurada en junio de 2009 pero que cerró en julio de este año y las personas que trabajaban en ella se trasladaron a la embajada española. El edificio que la albergaba se encuentra actualmente desocupado y próximamente saldrá a subasta, ya que una primera realizada quedó desierta.

Cinco autonomías tienen también delegaciones en Madrid para favorecer y ampliar sus relaciones con las instituciones del Estado ubicadas en la capital. Se trata de Galicia, País Vasco, Cataluña, Andalucía y Canarias; mientras que otras comunidades han optado por cerrar estas oficinas, como es el caso de Asturias, Navarra, Aragón o la Comunidad Valenciana.

Numerosas oficinas comerciales
Además de estas representaciones de carácter político, las comunidades cuentan con otras 120 oficinas comerciales en el exterior, aunque está previsto que a finales de este año casi la mitad se integren en las dependencias de las oficinas comerciales del Estado.

Por ejemplo, Canarias dispone de oficinas sectoriales de carácter comercial en Agadir (Marruecos) y Dakar (Senegal), mientras que la Xunta de Galicia firmó un convenio con la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) para gestionar, por 18 millones de euros, la red Pexga de oficinas en el exterior. En total, son 14 las oficinas existentes en distintos países extranjeros para prestar asesoramiento y hacer labores de acompañamiento.

Por su parte, la Generalitat Valenciana disponía al inicio de la actual legislatura de 27 oficinas propias del Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX) en países extranjeros, aunque tiene en marcha una reestructuración de la red que contempla cierres e integración de oficinas. A final de año se habrán cerrado 12 oficinas y para el resto se ha firmado un convenio de colaboración por el que 13 oficinas se integrará en la Red ICEX, que ya está cumplido al 40 por ciento.

En el caso de Cataluña, aunque en ningún caso son delegaciones, la Generalitat cuenta con la Casa de la Generalitat en Perpinyà (Francia), representaciones de la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament, una red de oficinas de promoción económica, oficinas de turismo, el Institut Ramon Llull dedicado a la difusión internacional de la lengua y cultura catalanas, y del que hasta hace un mes también formaba parte Balears, y el Institut Català d'Empreses Culturals (ICEC, organismo autónomo de la consejería de Economía).
Compartir en Meneame