cabecera
    24 de noviembre de 2014

en las últimas semanas

Varios etarras reciben permisos de salida extraordinarios

Varios presos de la banda terrorista ETA han recibido en las últimas semanas permisos de salida de prisión extraordinarios que han supuesto su traslado momentáneo al País Vasco por motivos personales como conocer a un hijo recién nacido, asistir al entierro de un familiar directo o visitar a un familiar enfermo, según han informado a Europa Press fuentes penitenciarias y jurídicas.

El primero de ellos tuvo lugar el pasado mes de noviembre cuando el etarra Egoitz Coto Etxeaindia fue trasladado desde la cárcel granadina de Albolote hasta el Centro Penitenciario de Zaballa (Álava). Una vez allí abandonó la cárcel durante un tiempo limitado para conocer a su hijo recién nacido. Posteriormente regresó a prisión y ya se encuentra de nuevo en la cárcel de Granada.

Coto fue detenido en 2002 y está condenado a 22 años de cárcel por el ataque con cócteles molotov a una patrulla de la Ertzaintza de la que dos agentes resultaron heridos graves en 2001. Además, la Audiencia Nacional le impuso otros 16 años de cárcel por varios ataques de 'kale borroka' en verano de ese mismo 2001 contra un concesionario de coches y una sucursal bancaria en Baracaldo (Vizcaya).

Las fuentes consultadas han explicado que se trata del procedimiento habitual en estos casos extraordinarios y que consiste en trasladar al preso a la cárcel más cercana del lugar en el que tenga que realizar la visita y una vez concluida es devuelto a la cárcel de origen en la que cumplía condena. Además estas mismas fuentes destacan que durante todo el tiempo que permanecen fuera de la cárcel mantienen una custodia policial constante.

Plazaola Anduaga
Bajo estos requisitos salió también la semana pasada Alberto Plazaola Anduaga, preso en la cárcel gallega de Curtis. Fue trasladado al País Vasco para visitar a su madre, gravemente enferma, según estas fuentes. La Audiencia Nacional aplicó el pasado mayo a este etarra la denominada 'doctrina Parot' por lo que no quedará en libertad hasta el año 2026.

Fue condenado el 31 de julio de 1997 como autor de dos delitos de asesinato frustrado y de uno de estragos a un total de 46 años de cárcel. Plazaola ingresó en la prisión madrileña de Carabanchel el 12 de marzo de 1996, al ser extraditado por Francia, pero antes había cumplido condena en el país galo donde fue detenido el 17 de noviembre de 1990. Estaba considerado como un colaborador del 'comando Araba' de ETA.

Este terrorista fue arrestado en compañía de Carmen Guisasola, en aquel momento responsable de los 'comandos legales' de ETA y hoy entre las más destacadas de los presos de ETA considerados disidentes. En el vehículo la Policía descubrió abundante información para atentar en Barcelona antes de la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992.

López de Ocariz
El último permiso de estas características ha sido concedido este mismo fin de semana a Unai López de Ocariz para que pudiese asistir este domingo al entierro de su padre, recientemente fallecido, según indican las mismas fuentes consultadas. Recibió el permiso el mismo viernes por parte del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, autoridad competente para autorizar este tipo de salidas. En los tres casos contaron con el visto bueno de la Fiscalía y los respectivos centros penitenciarios.

Unai López de Ocariz, actualmente en la cárcel de Granada, fue detenido en 2001 e integró el 'comando Ustargi' de ETA. La Audiencia Nacional le condenó a 28 años de cárcel por un atentado contra una sucursal de Caja Vital perpetrado en 2000 causando importantes daños materiales.

Estos permisos están contemplados en la Ley de Reglamento Penitenciario, concretamente en el artículo 155 sobre permisos extraordinarios "en caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos o de alumbramiento de la esposa o persona con la que el recluso se halle ligado por similar relación de afectividad, así como por importantes y comprobados motivos de análoga naturaleza, se concederán, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso, permisos de salida extraordinarios, salvo que concurran circunstancias excepcionales que lo impidan".
Compartir en Meneame