cabecera
    22 de noviembre de 2014

por el despliegue policial del 14N

Mas no acepta la dimisión de Puig pero sí la del comisario de los Mossos

El conseller de Interior en funciones, Felip Puig, presentó su dimisión al presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras la polémica actuación de los Mossos d'Esquadra durante la jornada de huelga general del 14N, una dimisión que no le ha sido aceptada. Puig sí ha aceptado la dimisión del comisario del área de Recursos Operativos de los Mossos d'Esquadra, Sergi Pla, después de que la dirección del cuerpo policial admitiese recientemente un fallo en la cadena de mando a la hora de recabar la información sobre la actuación en la jornada de huelga general.
El conseller de Interior en funciones, Felip Puig, ha aceptado la dimisión del comisario jefe de Recursos Operativos de los Mossos d'Esquadra y jefe de los antidisturbios, Sergi Pla.

Asimismo, ha puesto su cargo a disposición del presidente Artur Mas, que le ha ratificado después de la polémica por las versiones incompletas sobre los disparos de los antidisturbios en la zona donde una mujer perdió un ojo.

En rueda de prensa tras reunirse con los grupos que conforman la Diputación Permanente del Parlament, Puig ha informado de que acepta la dimisión de Pla, una decisión que "le honra", y ha insistido en que no se dispararon pelotas de goma de los Mossos, un recurso que ve necesario, tras las nuevas indagaciones realizadas, y ha informado de que en la zona donde fue herida Ester Quintana se dispararon siete proyectiles, pero que ninguno puede haberla herido porque son posteriores.

Puig ha reiterado que confía plenamente en que los Mossos no son los culpables del impacto que recibió Ester Quintana: "De la información que tenemos no se puede desprender que la lesión de Quintana haya sido causada por una acción de los Mossos", ha dicho.
Compartir en Meneame