cabecera
    31 de julio de 2014

Crónica política

Los barones del PSOE le dan un repaso a Tomás Gómez

Los barones socialistas lo tienen claro. Los órdagos de Tomás Gómez contra Alfredo Pérez Rubalcaba no tienen cabida. Así por lo menos lo decidió el sábado el Consejo Territorial del partido, que dio su apoyo al secretario general del partido frente a la propuesta del dirigente de los socialistas madrileños para que el primero ceda “el testigo a personas nuevas con ideas nuevas”.

Analistas políticos consultados por este diario señalan que “a Gómez le va la marcha. Después de los revolcones electorales que ha sufrido a manos de Esperanza Aguirre, ahora son los barones los que le han dado un repaso”. Mientras el Consejo Territorial del PSOE se reunía para establecer una estrategia común en las comunidades sobre sanidad, educación o derechos sociales, entre otras cuestiones, el máximo dirigente de los socialistas madrileños “daba la campanada” y no se le ocurría otra cosa que lanzar el mayor ataque contra Rubalcaba desde el Congreso de Sevilla en el que fue elegido secretario general. “campos, que Tomás Gómez le enseñó donde esta la puerta de salida”.

“Esto no funciona. La solución no pasa por unas primarias y tampoco por una conferencia política, sino por una nueva cultura de partido”, afirmó ante los ojos atónitos del resto de los barones del PSOE. Es más, Gómez reclamó Rubalcaba generosidad “para ceder el testigo a personas nuevas con ideas nuevas”. En definitiva, pidió que se marche y la convocatoria de un congreso extraordinario para elegir un nuevo líder.

Eso sí, “éxito inenarrable” del dirigente del PSM, señalan las mismas fuentes. Y en este caso no fue Esperanza Aguirre, sino sus propios compañeros de partido quienes dejaron “tocado” a Gómez. Ni uno solo de los miembros del Consejo Territorial recogió el guante, al revés se lo devolvieron, calificando su propuesta de “extemporánea, ridícula, incoherente y dañina para el PSOE”. Tampoco le gustó nada a Rubalcaba, según “La Razón”, respondió al dirigente del PSM con un exceso de crudeza” y le recordó el significado de la palabras lealtad”.

Es más, el secretario general del PSOE puso sobre la mesa el calendario y la hoja de ruta de los que serán los procesos internos en el partido. En este sentido, anunció que de momento no propondrá una fecha concreta para la celebración de las primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, aunque aseguró que sería entre las elecciones europeas de junio de 2015 y las autonómicas y municipales de 2015.

Por otra parte, sorprendente respuesta de Rubalcaba a la pregunta de si se presentará a esas primarias para ser elegido candidato del PSOE a las próximas elecciones generales: “Dios dirá”. Lo que sería una contestación normal en cualquier conversación, se convirtió en algo que sorprendió a los periodistas, como señalan las fuentes consultadas por este diario: “Rubalcaba hablando de Dios y dejando su futuro en sus manos”. En esta línea, señalan que “parece cuanto menos cuestionable que el líder del PSOE deje su futuro político en manos de Dios, y más cuando ha defendido una política laicista de la misa a la media, aunque también sean términos contradictorios”.

En el Consejo Territorial también se planteó la reforma de la Constitución debida a la grave crisis económica y que, a juicio de Alfredo Pérez Rubalcaba, la Carta Magna de 1978 no responde ya a la realidad actual.

Desde el PP, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, le ha respondido que “lo que no se puede hacer en un encuentro de un partido que tiene la E de español es decir que hay que reformar la Constitución porque el partido tenga un problema”. La número dos de los populares ha añadido este domingo que “la Constitución tiene sus formas de revisión y se puede hablar, pero lo que no pueden hacer el PSOE y Rubalcaba es decir que hay que revisarla porque su partido tiene un problema y no tiene un discurso económico, social y político para España”.

En este sentido, los analistas consultados por este diario inciden en que “es sorprendente que, ahora, Rubalcaba proponga la modificación de la Carta Magna, sobre en lo que al federalismo se refiere, cuando fue miembro de un Gobierno que provocó, como el define, la pavorosa situación económica que hoy vivimos, y que además dejó la política territorial española, sobre en todo en Cataluña y el País Vasco a la mano de Dios”.
Compartir en Meneame