cabecera
    21 de agosto de 2014

Ramón Álvarez de Miranda

El Tribunal de Cuentas presenta su plan para que los partidos aclaren sus balances

El Tribunal de Cuentas ha presentado este lunes su plan para que los diferentes partidos políticos arrojen algo de luz sobre sus recursos económicos y el uso que hacen de estos, según anunciará su propio presidente, Ramón Álvarez de Miranda.
El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, informará mañana en el Congreso sobre el plan de contabilidad que ha remitido al Parlamento con el objetivo de que todos los partidos políticos ofrezcan en sus cuentas información "relevante y fiable" sobre sus recursos y el uso que hacen de ellos.

El documento, de 200 páginas, fue remitido a la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Tribunal de Cuentas el pasado mes de marzo para su debate y aprobación después de haber sido aprobado por el pleno de esta institución. Tras el debate, la Comisión lo enviará a las distintas formaciones políticas para que sigan esta "guía contable" a la hora de presentar sus cuentas.

El Tribunal de Cuentas recuerda en este documento que los partidos están obligados a informar tanto de su balance, compuesto por activos -bienes, derechos y otros recursos-, pasivos -deudas-, su patrimonio neto y los ingresos y gastos que tienen a lo largo de cada ejercicio.

Además, destaca que los partidos tienen que informar de "todas las manifestaciones de su actividad, tanto ordinaria como electoral" y que deberán hacerlo siguiendo unas pautas similares a las que se aplican a los balances de empresas y administraciones.

La aportación de información debe tener en cuenta las particularidades establecidas por la ley para las formaciones políticas, que deberán incluir en la documentación las subvenciones públicas y donaciones privadas recibidas por los partidos identificando al donante y señalando el importe concreto.

El organismo fiscalizador añade que las cuentas anuales se deben redactar "con claridad, a fin de que la información suministrada sea comprensible y útil para los ciudadanos en general y los votantes en particular".

En este sentido subraya que la información debe permitir que "la transparencia de las fuentes de financiación y de la actividad económica realizada pueda valorarse por los electores".
Compartir en Meneame