cabecera
    1 de noviembre de 2014

crónica política

Acuerdo CiU-ERC: ¿Independencia e impuesto sobre Coca Cola?

Lo que estaba más que previsto, se ha ratificado hoy. El presidente en funciones de la Generalitat y el máximo dirigente de los independistas “de verdad”, ERC, y que se llama Oriol Junqueras, han firmado el acuerdo de gobernabilidad para la próxima legislatura, en el que otras cosas, aparte de lo más evidente, la celebración de la consulta independentista, ha habido una sorpresa que se veía venir, una gran subida de impuestos en esa Comunidad.

“¿Qué van a pensar ahora los votantes de Artur Mas, cuando vean que les van a subir o modificar los impuestos?” señalan las fuentes consultadas. Ni más ni menos que nueve. “Hasta a la Coca Cola o la Pepsi Cola les pueden afectar este acuerdo de gobernabilidad, denominado pacto por las Libertades”. Y es que los gravámenes resultantes del pacto entre CiU y ERC afectan, entre otras cuestiones a las bebidas con exceso de azúcar, la emisión de gases contaminantes, los depósitos bancarios, y la recuperación de las que afecta a las sucesiones para las rentas más altas así como a las de patrimonio, transmisiones patrimoniales y grandes superficies comerciales.

Los analistas consultados por este diario subrayan “el papelón que el máximo dirigente de Unión Democrática de Catalunya, la otra para de CiU, ha desempeñado en todo este proceso, por que en la mañana de este miércoles aseguraba que no había cerrado nada con ERC, puesto que las cuestiones económicas del acuerdo no estaban acordadas, cosa que pocas horas estaban firmadas”. Como señalan los mismos medios, “es más que complicado al ala liberal de CiU, en este Unió, que sus votantes van tener que soportar, ya no sólo el referéndum independentista, sino también una subida de impuestos”. En este sentido, indican las fuentes consultadas, “cómo se explica a votante de Unión que gracias la victoria de Artur Mas, van a tener que pagar más impuestos, para contar con el apoyo de una formación como ERC, de izquierda radical”.

Y sobre todo Artur Mas, que como recalcan los analistas consultados, “ha traicionado a sus propios principios, los liberales, con tal que no dar su brazo a torcer y seguir con proyecto mesiánico de una Cataluña independiente, aliándose hasta con el diablo, que ya le ha hecho pasar por el aro sin haber comenzado la legislatura”.

Para que se vea hasta don de quiere llegar Mas. Hoy se sabido que tanto el PP y el PSC mostraron al líder de CiU su intención de abstenerse en la votación de investidura para que pudiera ser reelegido como presidente de la Generalitat. Visto lo visto, daba lo mismo. Mas quiere pasar a la Historia como el hombre que consiguió la independencia de Cataluña, después de más 500 años como parte de España.

Ante este maremagno, fuentes del Ejecutivo central consultadas por Europa Press señalan que si la consulta independentista sigue adelante “se podría recurrir a la vía penal” para inhabilitar al presidente de la Generalitat, Artur Mas, en el ejercicio de sus funciones.

De todas formas lo que si es cierto “es que el panorama político en Cataluña es más que complicado y que va a dar grandísimos problemas en este momento y en el futuro”.
Compartir en Meneame