cabecera
    19 de diciembre de 2014

crónica política

El mundo no se acaba, ¿y Cataluña?

Y de verdad, es difícil hacer una crónica política sin jugar con las palabras Mas y más.
Análisis político según las fuentes consultadas. En la mañana de este jueves, ERC, a través de Joan Tardá, diputado en el Congreso, ha lanzado un claro mensaje que incluso ha sorprendido a CiU, porque no se le ha ocurrido otra cosa que amenazar al Gobierno: si pone trabas al referéndum independentista fijado para 2014, éste se acelerará”. La respuesta de CiU, en principio, que no iba a ceder a este tipo de imposiciones por parte de ERC, y menos cuando no habían pasado ni veinticuatro horas de la firma del pato de gobernabilidad, que posibilitará la investidura de Artur Mas como presidente de Generalitat.

Sin embargo, el líder de CiU, pocas horas después, no ha tenido ninguna duda en poner sobre la mesa lo que ya tiene pactado con ERC, “por mucho que el Gobierno ponga trabas, porque a Mas ya le da lo mismos todo, la ley la Constitución, la UE o lo que sea, con tal de ser el adalid de la independencia de Cataluña”.

En la primera sesión del debate de investidura en el Parlamento catalán, el líder de CiU ha anunciado que esa comunidad tendrá estructuras de Estado propio en 2014, cuando está prevista la celebración del referéndum independentista, definitivamente pactada con ERC y con la amenaza por parte de estos últimos de adelantarla si el Gobierno pone impedimentos. Entre esas estructuras de Estado propio se encuentran una Hacienda catalana “que gestione todos los impuestos que se generen aquí”, la creación de un banco nacional o evidentemente, la completa desaparición de la Policía Nacional y la Guardia Civil de suelo catalán.

Como señalan los analistas políticos consultados por este diario, “la gran paradoja de esta política de CiU es que, a aparte de subir los impuestos a los catalanes, hablen de crear un banco nacional, cuando saben, por activa y por pasiva que si no se reciben los fondos del Estado para cubrir su deuda de más 5.000 millones de euros entrarán en bancarrota”.

Desde el Gobierno, según señalan las fuentes consultadas, cautela de momento, pero teniendo ya en la mano todos los recurso legales para hacer frente a este desafío independentista, incluidos los que incluye la Carta Magna, como la supresión de la autonomía en una Comunidad.
Compartir en Meneame