cabecera
    24 de julio de 2014

"Mi sentimiento de responsabilidad es máximo", ha dicho el expresidente

Zapatero: "Mi partido ha pagado con creces las consecuencias de mi gestión"

El expresidente del Gobierno ha asegurado hoy que su partido "ha pagado con creces las consecuencias de una parte" de su gestión, ha destacado la relación que mantiene con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubacaba, y ha indicado que la fecha que decida el partido para celebrar las primarias le parecerá bien.
En una entrevista en la Sexta, la primera que concede a una televisión desde que dejó el Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero se ha referido a la decisión que tuvo que adoptar en mayo de 2011 -congelar las pensiones y rebajar el sueldo a los funcionarios- para hacer frente a la crisis. Ha argumentando que fue una decisión difícil pero necesaria. Era, ha añadido, "lo mejor para España" porque necesitaba seguir acudiendo a los mercados y no comprometió "los pilares del Estado del bienestar". Además, ha afirmado que su partido "ha pagado con creces las consecuencias de una parte" de su gestión.

"Mi sentimiento de responsabilidad es máximo, si me permite, de conmoción. Pero prometí hacer aquello que, en una elección difícil debía poder ser mejor para los intereses de España y lo hice. Y luego añadí:'me cueste lo que me cueste'", ha manifestado. Respecto a las primarias del PSOE, ha indicado que la fecha que decida el Comité Federal del partido le "parecerá bien".

Preguntado por si apoyaría que Alfredo Pérez Rubalcaba se presentara a las primarias, ha recalcado que "la palabra la tiene él" y ha aludido a la relación "muy directa" que mantiene con el secretario general del PSOE. "Hay algo que es difícilmente transferible; con él, muy unidos, abordé la tarea de acabar con Eta", ha argumentado Zapatero quien ha agregado que "todo el mundo pensaba" que la "pesadilla" del terrorismo acabaría con "concesiones políticas" y no ha sido así.

"Siempre tuve el convencimiento de que la democracia derrotaría a Eta razonablemente, sin tener que hacer concesiones inasumibles para los principios democráticos", ha apostillado el exjefe del Ejecutivo, quien ha confiado en que los Gobiernos de España y el País Vasco "puedan cerrar todo lo que haya que cerrar para ver esta pesadilla superada definitivamente".
Compartir en Meneame