cabecera
    25 de octubre de 2014

EL SECTOR, EN CONTRA

Gallardón avanza en la reforma del CGPJ que limita su peso y su autonomía

El anteproyecto de reforma del Consejo General del Poder Judicial ha sido aprobado este viernes en el Consejo de Ministros. El texto resta autonomía presupuestaria y reduce el peso de las asociaciones de jueces en la elección de sus miembros. Según Gallardón, servirá para "despolitizar" este órgano pero las asociaciones de jueces, abogados y fiscales lo han rechazado frontalmente.
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el anteproyecto de reforma del Consejo General del Poder Judicial, que resta autonomía presupuestaria a este órgano y reduce el peso de las asociaciones de jueces en la elección de sus miembros, lo que, según el ministro Alberto Ruiz Gallardón, servirá para "despolitizarlo".

La reforma establece que todos los vocales del CGPJ, salvo los seis que formen parte de la Comisión Permanente y el que sea nombrado vicepresidente, seguirán ejerciendo como jueces o juristas. Serán solo estos seis vocales los que tengan retribución, mientras que el resto solo cobrará dietas por reuniones. La Comisión Permanente asumirá las competencias que en la actualidad se repartían una quincena de ellas.

El ministro de Justicia ha declarado que ha intentado un acuerdo parlamentario para que la ley sea respaldada por el máximo número de grupos "y, muy especialmente, por el PSOE". Gallardón ha manifestado su esperanza de que la futura votación de la reforma en el Parlamento reúna una amplia mayoría.

En este sentido, el PSOE ha acogido positivamente el anuncio de Ruiz Gallardón de que el anteproyecto mantenga la elección parlamentaria de los vocales del órgano judicial.

El portavoz socialista en materia de Justicia en el Congreso, Julio Villarrubia, ha anunciado que el PSOE "afrontará con voluntad de diálogo" la tramitación parlamentaria del proyecto.

La reforma prevé que para la elección de los vocales designados por el Congreso y el Senado a propuesta de la carrera judicial sea mucho más fácil que hasta ahora la concurrencia de candidatos que no pertenezcan a las asociaciones profesionales de jueces.

Además, disminuye sensiblemente la potestad reglamentaria del órgano de gobierno de los jueces en materias como sueldos o vacaciones de los jueces españoles, que pasan al Ministerio de Justicia. Junto a ello, los viajes de los vocales del CGPJ deberán hacerse en coordinación con el Ministerio de Exteriores.

La reforma pone en cuestión además la autonomía presupuestaria del CGPJ, pues sus gastos deberán ser utilizados en las partidas para las que hayan recibido el visto bueno, sin poder apartarse de ellas. A pesar de ello, Justicia defiende que el CGPJ mantendrá su autonomía presupuestaria, aunque no podrá fijar sus propias retribuciones o dietas y, en cualquier caso, estará sometido al control de la Intervención General del Estado y del Tribunal de Cuentas.

Aunque disminuye la gestión del CGPJ sobre determinados aspectos, mantiene las competencias que la Constitución le encomienda en materia de nombramientos, ascensos y régimen disciplinario.

Las asociaciones profesionales de jueces y magistrados han expresado, en declaraciones a Efe, su radical rechazo.

La Asociación Profesional de la Magistratura considera que el anteproyecto es un "ataque gravísimo" a la independencia judicial y vaticina que el Poder Judicial acabará convirtiéndose "en una Dirección General".

La asociación Jueces para la Democracia (JpD) opina que "pretende subordinar el Poder Judicial al Poder Ejecutivo" e intenta "limitar la división de poderes", por lo que será perjudicial para la independencia judicial.

Foro Judicial Independiente (FJI) estima "inevitable" que en el mes de enero los jueces vayan a la huelga. "Va a ser inevitable si se sigue manteniendo este proyecto de debilitamiento del Poder Judicial", ha declarado Ángel Dolado, portavoz del FJI.

Desde la Asociación de Fiscales, Antonio Roma se ha mostrado a favor de establecer reglas claras de incompatibilidad si los vocales, como dice el anteproyecto, siguen ejerciendo como jueces o abogados.

Gallardón se ha mostrado hoy convencido de que la reforma servirá para "despolitizar" la Justicia, al limitar la intervención de las asociaciones en la elección de los vocales. "No podemos confundir la carrera judicial con las asociaciones", ha señalado antes de augurar que esta reforma "va a ser muy bien recibida en la carrera".

El ministro ha explicado que la mitad de los jueces y magistrados no pertenece a las asociaciones judiciales y que con este sistema se les integra en el CGPJ, lo que "aumentará la pluralidad" del órgano de gobierno de los jueces.

El ministro ha anunciado que, además de someter el anteproyecto al informe de propio CGPJ, del Consejo Fiscal y del Consejo de Estado, dialogará con las asociaciones de jueces, junto al resto de la carrera judicial.

También se ha pronunciado al respecto el jurista Baltasar Garzón. "Creo que no es un acierto porque el CGPJ tiene que tener una dedicación muy firme y exclusiva para resolver los problemas del gobierno de los jueces que son muchos, entre ellos la defensa de la independencia judicial", ha afirmado.

El antiguo magistrado de la Audiencia Nacional también ha criticado al presidente del CGPJ, Gonzalo Moliner, por cuestionar los viajes en clase turista.
Compartir en Meneame