cabecera
    18 de septiembre de 2014

a 67.000 funcionarios

El Gobierno Vasco da el primer paso para adelantar la extra de julio a enero

Según ha informado este lunes el portavoz del Gobierno de Vitoria, el Ejecutivo Vasco ha aprobado el proyecto de ley que permitirá el adelanto de la extra de julio al mes de enero para los 67.000 funcionarios vascos.
El Gobierno Vasco ha aprobado este lunes el proyecto de ley que posibilitará el adelanto a sus 67.000 funcionarios de la extra de julio del próximo año al mes de enero y ha decidido destinar los 208 millones de euros que se ahorra este ejercicio a políticas de empleo y servicios sociales.

El portavoz del Ejecutivo de Vitoria, Josu Erkoreka, ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo y ha dado a conocer esta decisión.

Tras su aprobación, este proyecto de ley será remitido al Parlamento Vasco para que la Mesa y la Junta de Portavoces el próximo miércoles lo califiquen y fijen un día para celebrar el pleno de aprobación definitiva de la ley. Previsiblemente, esa sesión tendrá lugar el 28 de diciembre y si no fuera posible el último día del año.

Esta iniciativa legislativa viene dada porque la Ley de Función Pública Vasca establece que las extras se tienen que abonar en diciembre y julio, y con estas premisas se elaboraron los Presupuestos de 2012, en los que se incluye la paga de Navidad de este ejercicio.

El abono de la paga extra de este mes quedó suspendido el pasado día 11, cuando el Tribunal Constitucional admitió a trámite el conflicto de competencias planteado por el Gobierno de Mariano Rajoy contra la decisión del anterior Ejecutivo vasco de pagarla.

El proyecto de ley, de artículo único, se limita a modificar la forma de percepción de las pagas extraordinarias del personal de la Administración general de la Comunidad autónoma y los demás entes que formen parte de su sector público de forma que los primeros días de enero y julio se abonarán las pagas de 2013, tanto al personal fijo como temporal.

Finalmente no será una cuestión voluntaria y se aplicará de manera "automática y obligatoria" a los 67.000 funcionarios, porque si mediara la voluntariedad podría haber perjuicios fiscales para los funcionarios.

Erkoreka ha explicado que esta solución "definitiva y adecuada" al problema generado en torno a la paga extra de diciembre "respeta escrupulosamente los marcos competenciales del bloque constitucional".

Ha dado a conocer que los 208 millones de euros presupuestados para este ejercicio para pagar esta extra se van a destinar a lo largo de 2013 a "reforzar" planes de empleo y consolidar servicios públicos esenciales, como la educación y la sanidad, así como a servicios sociales.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha recordado que el real decreto de estabilidad presupuestaria contempla que las cantidades ahorradas por el no pago de las extras se dirigirán a planes de pensiones de los funcionarios y ha señalado que el Gobierno Vasco lo hará con arreglo a las disponibilidades presupuestarias y a la evolución de la economía.

Preguntado sobre la polémica suscitada por el cobro de la extra por parte de los exviceconsejeros y exdirectores del anterior Gobierno, el portavoz del Ejecutivo de Iñigo Urkullu se ha limitado a decir que no quería entrar en valoraciones al respecto y que no tenía constancia de que algunos ya hubieran solicitado reingresar esa cantidad.
Compartir en Meneame