cabecera
    29 de julio de 2014

el juez del caso madrid arena le había impuesto este viernes prisión provisional

Miguel Ángel Flores, en libertad tras abonar una fianza de 200.000 euros

El juez que el caso del Madrid Arena ha decretado hoy el ingreso en prisión provisional con fianza de 200.000 euros para Miguel Ángel Flores, propietario de la empresa Diviertt, organizadora del evento, y la retirada del pasaporte del empresario.
Miguel Ángel Flores, el organizador de la fiesta del Madrid Arena en la que murieron cinco jóvenes, ha quedado en libertad tras depositar la fianza de 200.000 que le ha impuesto el juez que investiga la fiesta celebrada la noche de Halloween, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Flores fue detenido este jueves en Madrid por orden del juez del caso del Madrid Arena, Juan Eduardo López Palop, ante el riesgo de que pueda fugarse. Tras prestar declaración este viernes durante más de tres horas en los juzgados de Plaza de Castilla, el juez le ha impuesto esta fianza para no ingresar en prisión, así como la retirada del pasaporte.

El empresario ha abandonado el calabozo de los juzgados portando una bolsa de deporte poco después de las 17:30 horas por la puerta del Juzgado de Guardia, acompañado de su abogado Jorge Morales, que ya había avanzado durante la vistilla celebrada esta mañana para la adopción de medidas cautelares que su cliente abonaría la fianza previsiblemente en bienes y no en metálico.

Tras prestar declaración durante más de tres horas en los juzgados de Plaza de Castilla, el magistrado también ha ordenado la retirada de su pasaporte y la obligación de comparecer dos veces al mes, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía.

En la vistilla, las acusaciones particulares, que ejercen las familias de las víctimas, y la acusación popular, representada por el colectivo Manos Limpias, habían solicitado su ingreso en prisión sin fianza después de que El Mundo publicara un vídeo en el que se aprecia cómo varias personas trasladan a un edificio próximo al Madrid Arena las urnas con las entradas ante la presencia del empresario.

Sin embargo, el propio Flores, según han informado los abogados de las acusaciones Abdón Núñez y Felipe Moreno y la letrada de Manos Limpias Virginia López Negrete, ha negado haber visto el vídeo y se ha eximido de toda responsabilidad antes de volver a culpar a la Policía Municipal por el "botellón" celebrado en las afueras del recinto. También ha responsabilizado a Madrid Espacios y Congresos y al Ayuntamiento porque el pabellón no tiene una licencia "en condiciones", en una estrategia de "echar balones fuera", ha precisado Moreno.

Asimismo, Flores ha explicado que además de ocho urnas con las entradas de la fiesta, que aparecieron dieciséis días después en un edificio próximo al Madrid Arena, hay otras ocho que están en su poder y que contienen 'tickets' de la barra, según las acusaciones.

Moreno se ha preguntado sobre el lugar en el que se encuentran esas ocho urnas y su contenido, ya que podrían contener más entradas y podrían revelar la asistencia de más de 20.000 personas a la fiesta, ha recalcado.

El recuento de las entradas de la fiesta del Madrid Arena hecho por el juez arrojó una cifra de más de 16.700, lo que superaba en un 58 por ciento el aforo permitido para el evento.

Respecto a la enfermería del recinto, el empresario ha afirmado que su secretaria era la persona encargada de comprobar los medios materiales establecidos en el contrato con el doctor Simón Viñals y que desconocía la hora a la que el médico había llegado al recinto el día de los hechos.
Compartir en Meneame