cabecera
    16 de septiembre de 2014

Crónica política

¿Año nuevo, vida nueva?

¿Año nuevo, vida nueva? De momento parece que no. Todo indica, en principio, que por lo menos, durante el primer semestre de este 2013, las cosas no van a cambiar. Desde el Gobierno, según los analistas políticos consultados por este diario, los mensajes “siguen llamando a la prudencia y a la realidad, porque la situación es la que es, y aunque se empiecen a lanzar mensajes de cierto optimismo, nadie espera que la coyuntura económica cambie en el primer semestre de este año recién empezado”.

¿Año nuevo, vida nueva? De momento parece que no. En este caso en lo que respecta al PSOE. Las mismas fuentes se preguntan que “hasta cuándo aguantará Alfredo Pérez Rubalcaba como líder del PSOE sin verse obligado a convocar un proceso de primarias para elegir al próximo candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, y más allá a quien pueda ser su sucesor al frente del partido, si el actual máximo dirigente, dios dirá, según sus propias palabras, decide o no presentarse como cabeza de lista a La Moncloa”.

Esta es la situación del comienzo de este 2013, según los medios consultados por “El Imparcial”. Un Gobierno que sabe ya lo que sabe, “quiera decirlo o no”, sobre lo que va a pasar este año. En este sentido, las mismas fuentes destacan que “las incógnitas siguen abiertas, en todos los sentidos”. La posibilidad de la petición de rescate a la UE sigue abierta, con un presidente del Gobierno afirmando que hará lo mejor para España, pero sin fijar una postura clara, en un sentido o en otro. Lo que sí parece claro, en cualquier caso, es que la situación económica, en cuanto a los ciudadanos se refiere, no va a cambiar en los próximos meses. “Es evidente –según las fuentes consultadas- que el paro va seguir subiendo en los próximos meses, que la contestación social en las calles va a aumentar, que entra dentro de las posibilidades que el Gobierno adopte nuevas medidas de recortes, pero también parece que en el panorama la situación macroeconómica pueda empezar a variar”. Ese cambio en la macroeconomía será una variable muy positiva dentro del escenario de crisis económica que este vive este país, “aunque lo que si es cierto que al ciudadano de a pie esa variación no le va a afectar durante este 2013”.

Si el Gobierno lo tiene complicado, y “que puede dar gracias a que este año no es electoralmente nada difícil , tras el adelanto de los comicios autonómicos en Cataluña, el País Vasco o Galicia, el PSOE lo tiene igual o peor”. Las fuentes consultadas subrayan que el debate interno entre los socialistas sobre el liderazgo del partido se ve a enconar “hasta extremos que se verá si Rubalcaba es capaz o no de controlar”.

Como la lluvia fina, poco a poco va calando en el PSOE la sensación de que el actual secretario general se va diluyendo por los ataques, que todavía domina, por parte de una buena parte de los barones del partido, que si en reuniones internas mantienen “fidelidad” al líder, después, en cuanto salen a la luz pública y hablan con los medios de comunicación dicen lo contrarios. Los analistas consultados, señalan en este sentido, que “Tomás Gómez, el secretario general de los socialistas madrileños, lo tiene muy claro, para bien o para mal, y lo dice a los cuatro vientos, que Rubalcaba se tiene que ir, pero el problema es que dirigentes como el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, piensan lo mismo, aunque no sea tan expresivo que su compañero de Madrid”.
Compartir en Meneame