cabecera
    2 de septiembre de 2014

al entender que "algo empieza a fallar" y "hay que reajustar" el esquema autonómico

El PSE plantea una reforma del Estado para "dar respuesta" al nacionalismo

El portavoz del Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE), José Antonio Pastor, ha explicado que esta formación plantea una reflexión para reformar la estructura del Estado y "dar respuesta" a los nacionalismos, al entender que "algo empieza a fallar" y "hay que reajustar" el esquema autonómico.
José Antonio Pastor, portavoz del Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE), ha explicado que esta formación plantea una reflexión para reformar la estructura del Estado y "dar respuesta" a los nacionalismos, al entender que "algo empieza a fallar" y "hay que reajustar" el esquema autonómico. Este planteamiento aparece en la ponencia política que el PSE-EE debatirá en el congreso convocado para los próximos 9 y 10 de febrero en Bilbao, según ha señalado Pastor en una entrevista con Efe.

"Hay que darle una pensada a la estructura del Estado, sabiendo que existen partidos nacionalistas, un sentimiento nacionalista en determinadas zonas de España a las que hay que dar respuesta, hacerlo de forma razonable, con lealtad recíproca y en un terreno común en el que todos nos sintamos relativamente cómodos", ha dicho el portavoz del PSE.

Pastor ha recordado las "tensiones de carácter nacionalista" que han surgido en los últimos tiempos, "especialmente en Cataluña" y de forma "más templada" en Euskadi, y ha resaltado que, aunque no es cierto que exista el "café para todos", como critican los nacionalistas, "algo empieza a fallar" en la estructura del Estado autonómico.

Ha estimado que "no se pueden lanzar órdagos desde el Gobierno central permanentemente ni a Cataluña ni Euskadi porque eso sólo sirve para excitar los ánimos de los más nacionalistas, ni se pueden tampoco lanzar órdagos desde determinadas comunidades hacia el Estado", sino que hay que buscar un "punto de encuentro" mediante el diálogo y el consenso.

El dirigente socialista ha dicho que "por medio del consenso hay que hacer las reformas que sean necesarias para que todo el mundo pueda convivir en Euskadi y el resto de España con comodidad".

Pastor ha repasado la situación política de Euskadi y ha afirmado que los socialistas no serán "un comodín del que se quiera tirar en la política vasca para sacar las castañas del fuego a nadie", en alusión al PNV.

Ha destacado que una reforma fiscal en Euskadi es "absolutamente imprescindible", y de carácter "previo", para que el PSE-EE pueda apoyar el presupuesto que presente el Gobierno de Iñigo Urkullu para 2013.

El parlamentario vasco y también secretario general del PSE-EE de Bizkaia ha afirmado que "no existe esa famosa pinza de los socialistas con Bildu con la que el PNV quiere asustar".

Pastor ha subrayado que el Partido Socialista de Euskadi hará una oposición al nuevo Gobierno Vasco "con toda responsabilidad pero también con toda firmeza y contundencia". El dirigente socialista ha considerado una "irresponsabilidad absoluta" que el PNV pretenda "trasladar a la oposición" la responsabilidad de la aprobación de los próximos presupuestos de la comunidad autónoma, después de que los nacionalistas hayan opinado que los demás partidos deben "arrimar el hombro" dado el difícil momento económico.

"Quien tiene la responsabilidad de intentar alcanzar acuerdos es quien gobierna, y quien está en el Gobierno ha tomado una decisión política temeraria de ir en solitario en una situación dificilísima desde el punto de vista económico", ha reprochado Pastor al PNV.

El Gobierno Vasco, que dispone de minoría mayoritaria en el Parlamento de Vitoria, con 27 escaños del PNV sobre un total de 75, tiene pendientes de aprobación los presupuestos para el presente ejercicio, por lo que deberá llegar a acuerdos con algún grupo de la oposición: EH Bildu (21 escaños), PSE-EE (16), PP (10) y UPyD (1).
Compartir en Meneame