cabecera
    20 de diciembre de 2014

crónica política

Morenés pone nerviosos a los nacionalistas

Analistas políticos consultados por este diario subrayan que “otra vez se ha vuelto a la ley del embudo. Los nacionalistas, “que se han puesto nerviosos”, señalan, no es que no acepten una sola crítica que provenga del Gobierno central, sino que remontan y todavía van más lejos en sus reivindicaciones”. El ejemplo lo hemos tenido este lunes. Mientras CiU y ERC mantenían una reunión para concretar la composición del “Consejo Catalán para la Transición Nacional”, es decir, las personas que decidirán el proceso independentista; la declaración de soberanía en el Parlamento catalán y los Presupuestos de 2013, esos mimos nacionalistas, desde el País Vasco también, cargaban contra el ministro de Defensa, Pedro Morenés, por afirmar que los militares no atienden a “absurdas provocaciones”.

La presidenta del Parlamento catalán, Nuria de Gispert, ha asegurado que hay “cierta provocación” en el discurso pronunciado por Morenés, aunque no ha tenido reparo en afirmar que los catalanes deben trabajar y seguir “hacia delante”, en una clara referencia al proceso independentista emprendido por Artur Mas.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo vasco, José Erkoreka, ha destacado que las palabras pronunciadas por el ministro de Defensa, también caen en la provocación, y “están fuera de lugar porque más que para apaciguar seguramente están para estimular lo que aparentemente pretenden soslayar”.

En definitiva, como señalan los analistas políticos consultados por este diario, otra vuelta más la contradicciones de los nacionalistas, que “sí pueden decir lo que quieran en cuanto a procesos de independencia o futuras integraciones en Europa al margen de España se refiere, pero que en cuanto un ministro, en este caso el de Defensa, se le ocurre decir que los militares están tranquilos y no atienden a esas provocaciones, se lo toman por la calle de en medio, entendiendo que es una amenaza”.

Por otra parte, los socialistas catalanes han anunciado que su oposición a la celebración del referéndum independentista ya no va a ser tan rotunda. El portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha afirmado, según informa Efe, que su formación se replantea su decisión de abstenerse sistemáticamente sobre esta consulta. “Un principio de salida, un principio general, revisable”, ha subrayado Collboni, en función de cómo se materialicen algunas iniciativas, que no ha especificado.

Las fuentes consultadas recalcan que estas declaraciones vuelven a poner de manifiesto las profundas contradicciones existentes entre los socialistas en cuanto al proceso independentista catalán se refiere. Por una parte, el propio líder del PSC, Pere Navarro, con el apoyo del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, apuestan por un proceso de convertir a España en un Estado federal para evitar esas tentaciones independentistas. Pero por otro, lado, dirigentes y portavoces del partido en Cataluña dejan ya la puerta abierta a que esa consulta pueda celebrarse. “¿Algún día se aclararán?”, se preguntan los mismos medios.
Compartir en Meneame