cabecera
    23 de octubre de 2014

Crónica política

¿Se aclaran los socialistas?

El Comité Federal que el PSOE celebró el pasado sábado sigue abriendo más dudas sobre la actitud de los socialistas ante el proceso independentista que propone Artur Mas. Mientras la dirección del partido, encabezada por Alfredo Pérez Rubalcaba, intenta hacer ofertas a los socialista catalanes, incluso proponiendo una modificación de la Constitución para hacer de España un estado federal, el máximo dirigente del PSC, Pere Navarro, sigue en las suyas, no al referéndum soberanista planteado por Artur Mas pero sí al derecho de poder convocar en esa comunidad autónoma una consulta vinculante que pueda significar en su momento la salida de España.

No lo tiene claro el PSOE. El Comité Federal del sábado tenía que haber servido, y así fue, para apoyar a su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, en sus planes de cambio de estrategia para conseguir una oposición fuerte y determinante al Gobierno del PP, y en el plano interno, zanjar los debates abiertos por dirigentes como Tomás Gómez, sobre su liderazgo.

Estos últimos puntos los consiguió Rubalcaba. El Comité Federal, con Carme Chacón presente, una de las principales dirigentes del partido que intentan desbancar a Rubalcaba en la carrera a la candidatura como candidato del PSOE en las próximas elecciones generales a la Presidencia del Gobierno, ha dado su respaldo a los planes del líder socialista para dejar la celebración de las primarias para optar a ese cargo hasta finales de 2014. Los analistas consultados por este diario destacan que “desde el punto de vista de Rubalcaba, y de los principales dirigentes del partido, asunto zanjado. Ni Tomás Gómez, ni José Antonio Griñán, ni algún que otro barón del PSOE tienen en estos momentos autorización moral para intentar socavar el liderazgo de Rubalcaba y mucho menos después del apoyo casi unánime que recibió el secretario general del PSOE por parte del Comité Federal, y eso pese a haber perdido las tres últimas elecciones celebradas en nuestro país, las gallegas, las vascas y las catalanas, y con unos niveles de apoyo en las urnas mínimos para lo que estaba acostumbrado el PSOE”.

Pero lo que sí llama la atención, según las mismas fuentes, es el desafío planteado por los socialistas catalanes, “que parecen estar ya abducidos por la apuesta independista de Artur Mas”. El máximo dirigente del PSC, Pere Navarro, sí dejó claro que se va a oponer en el Parlamento catalán a los proyectos soberanistas de Artur Mas. Pero por mucho que Rubalcaba intentara explicar que tiene un proyecto de cambio de la Constitución para convertir a España en un Estado federal, Navarro insistió en la celebración de una consulta independentista en Cataluña, no solo tiene que ser que legal, sino que tiene que celebrarse.

Las fuentes consultadas subrayan que “definitivamente el PSOE tiene un gravísimo problema interno, que en estos momentos Rubalcaba no sabe dominar. Es como si le hubiera salido un hijo díscolo, al que se le da todo para que vuelva al redil, pero que al final sigue a la suya y le da lo mismo todo. Y encima, pensando que alejándose de la familia podrá hacer lo que quiera, incluso convertirse en presidente de una Generalitat de Cataluña independiente”. En este sentido, las fuentes consultadas subrayan que “a papá Rubalcaba todavía le queda mucho que hacer”.
Compartir en Meneame