cabecera
    24 de julio de 2014

niega un pacto en el caso urdangarin

Torres-Dulce ve indicios de delito en las cuentas en el extranjero de un hijo de Pujol

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha destacado que hay indicios de delito por parte de Jordi Pujol Ferrusola en relación con la posible existencia de cuentas en el extranjero a su nombre. Por otra parte, ha negado que se pueda llegar a un pacto en el caso Urdangarín para evitar un grave daño a la Casa Real.
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha destacado este lunes que hay indicios de delito por parte de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, en relación con la posible existencia de cuentas en el extranjero a su nombre, que, a su juicio, competen a la Audiencia Nacional.

En una entrevista en Antena 3, Torres-Dulce ha explicado que se llevó a la Audiencia Nacional una investigación abierta a raíz de una denuncia de una expareja de Jordi Pujol Ferrusola sobre la existencia de cuentas en el extranjero y respecto a la que el juez Pablo Ruz se inhibió en favor de los juzgados ordinarios al estimar que no era competencia de la Audiencia Nacional.

El fiscal general ha recordado que la Fiscalía ha recurrido esta decisión porque entiende que debe escucharse a esta mujer antes de decidir sobre la competencia de la Audiencia Nacional, aunque, a su juicio, en este caso "hay indicios de delito que competen a la Audiencia Nacional"; "sin ningún género de dudas", ha puntualizado.

Tras defender la labor de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía (UDEF), de la que ha destacado que es "extremadamente especializada" y tiene "acreditados procesos con eficacia y eficiencia", ha enumerado las tres investigaciones abiertas a los Pujol: la de la Audiencia Nacional, otra en los juzgados de instrucción por una denuncia del empresario Javier de la Rosa y la tercera en Barcelona a raíz de una denuncia del Colectivo Manos Limpias sobre la que está pendiente el informe de la Fiscalía.

Se trata, ha dicho, de asuntos que llevan "realmente muy poco tiempo en los tribunales, no mas allá de dos o tres meses" y sobre el reconocimiento de uno de los hijos de Pujol de una cuenta en el extranjero que ha regularizado ha admitido que una vez hecha esa regularización ya no existe posibilidad de acción penal. No obstante, ello puede ser indicio de que haya más cuentas en el extranjero, pero "la presunción de inocencia es la presunción de inocencia" y "el resto de las posibles situaciones hay que probarlas en los tribunales de justicia".

No dañar a la Corona
Por otra parte, el fiscal general del Estado ha negado que se pueda llegar a un pacto en el caso Urdangarín por razones de Estado con el objeto de evitar un grave daño a la Casa Real porque "lo que más puede dañar a la imagen de la Corona es que puedan existir sospechas" de que se negocia.

Según ha explicado Torres-Dulce en una entrevista en Antena 3, el caso Urdangarín se encuentra en la fase final de investigación y calcula que antes de verano la Fiscalía podrá presentar su escrito de calificación de los hechos y, en torno a dentro de un año, podría celebrarse el juicio "si no se complica la última fase de la investigación que pudiera dar lugar a más imputaciones".

Sobre este último aspecto ha precisado que se trata de imputaciones ampliatorias de delitos -el pasado viernes Anticorrupción pidió que se imputara a Iñaki Urdangarín un delito fiscal-, no que se impute a otras personas en esta causa y ha descartado en todo momento que la Fiscalía vaya a ofrecer un acuerdo de conformidad para evitar la vista oral.

"El propósito de la Fiscalía es no hacer ninguna oferta de conformidad y veo difícil el horizonte de aceptar una conformidad con cualquiera de las partes del proceso", ha insistido el fiscal general, al destacar que "los hechos están claros y las pruebas son más que suficientes para ir a juicio y ninguna actividad extravagante a la procesal va a llevar a la Fiscalía a negociar en modo alguno".

En cuanto a la posibilidad de poder alcanzar un pacto para evitar daños a la Corona ante posibles revelaciones por parte del socio de Urdangarín, Diego Torres, Torres-Dulce lo ha negado con rotundidad y ha asegurado además que no ha recibido presión o petición alguna por la Casa Real: "Ni el rey me lo habría propuesto ni yo lo habría aceptado".
Compartir en Meneame