cabecera
    26 de octubre de 2014

Seeliger y Conde

Aguirre ficha por una empresa catalana de cazatalentos

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se pasa al sector privado al fichar por la empresa catalana de cazatalentos Seeliger y Conde, menos de cuatro meses después de anunciar su dimisión.

La decisión de Aguirre ha sido cuestionado por portavoces del PSOE e IU, mientras que el PP le daba su plácet y consideraba que es compatible con la presidencia del partido en Madrid.

Después de que la propia compañía anunciase en un comunicado la incorporación de Aguirre como presidenta de su consejo para ejercer la "asesoría estratégica" y potenciar la proyección de la firma "tanto en España como en Latinoamérica", la actual presidenta del PP de Madrid lo ha corroborado en su cuenta de Twitter.

Aguirre tiene previsto formalizar mañana la solicitud de excedencia de su actual puesto como funcionaria en el Instituto de Turismo de España (Turespaña), organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo al que se incorporó en octubre pasado y en el que había trabajado con anterioridad a su larga etapa en la primera línea política.

La presidenta del PP ingresó en Turespaña en octubre, tras dimitir el pasado 17 de septiembre como titular del Gobierno de la Comunidad de Madrid por motivos personales, momento en el que anunció su retirada "de la primera línea" de la política, aunque a día de hoy mantiene el cargo de presidenta del PP de Madrid.

La contratación como asesora de Aguirre, que se une a la larga nómina de exministros tanto del PP como del PSOE que desempeñan en la actualidad cargos en empresas privadas, se ha producido después de la polémica que ha generado la contratación del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, por Telefónica.

El presidente de Seeliger y Conde, Luis Conde, ha explicado a Efe que las negociaciones para contratar a Aguirre comenzaron en octubre y ha recordado que no es la primera vez que fichan a un antiguo responsable político, porque ya lo hicieron con Sixte Cambra, actual presidente del Puerto de Barcelona, que fue senador por CiU.

La contratación de Aguirre ha suscitado críticas en varios partidos de la oposición en la Comunidad de Madrid.

El portavoz del PSM, Tomás Gómez, ha ironizado con la "suerte" que tienen dirigentes del PP como Aguirre, Rodrigo Rato y "algunos privilegiados del entorno del Partido Popular" cuando en España ha seis millones de parados.

"La señora Aguirre, que emprendió una campaña en Madrid para que no se compraran productos catalanes, termina trabajando para una empresa catalana. Dicen que no se puede tirar hacia el cielo, que te puede caer en la cara...", ha proseguido Gómez.

Por su parte, el coordinador general de IU en la Comunidad de Madrid, Eddy Sánchez, han cuestionado la "legitimidad" del paso de Esperanza Aguirre a una empresa privada y ha apostillado que "detrás de un buen liberal siempre hay un buen salario".

Por su parte, el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, se ha mostrado convencido de que es compatible para Esperanza Aguirre la presidencia del PP de Madrid y su nuevo puesto en la empresa privada e incluso ha defendido que es "ético" y "estético".

"O es que los funcionarios públicos que se vayan a dedicar a la política no pueden pedir una excedencia" para trabajar en el sector privado, se ha preguntado Floriano.

Fuentes del PP de Madrid han indicado que las nuevas responsabilidades de Aguirre en Seeliger y Conde son "totalmente" compatibles con su cargo de presidenta de la formación.
Compartir en Meneame