cabecera
    1 de octubre de 2014

"Tengo un cáncer y 60 años, y hay que pensar en una vida más apacible"

Aguirre defiende el euro por receta: "Es una tasa disuasoria para que baje el número de recetas"

Esperanza Aguirre opina que, aunque el Gobierno central lo crea "copago", el euro por receta en Madrid -dice no conocer en profundidad el caso catalán- "es una tasa disuasoria para que baje el número de recetas" y obligada por unos presupuestos que, a su juicio, perjudican a quien más recauda y benefician a Andalucía y a Cataluña.
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este miércoles que propondrá en el próximo congreso de su partido que para acceder a un cargo público, escaño o puesto directivo sea obligatorio haber tenido experiencia previa en algo distinto a la política.

En una entrevista en Telecinco, Aguirre ha indicado que en el PP de Madrid va a proponer "que no pueda ir a un cargo público ni a un escaño ni a un puesto directivo importante alguien que no haya cotizado a la Seguridad Social en otra cosa, que no haya sido autónomo, empresario, que no haya hecho cosa distinta en su vida".

Aguirre ha aclarado que lo va a proponer, para que después se apruebe si así se decide en el congreso regional, en el PP de Madrid y que "en el PP nacional que hagan lo que quieran". No obstante, ha matizado que no va a "quitar a nadie de los que están, que hay muchos en esa circunstancia".

Se trata de una idea para el "futuro". "Que no se pueda acceder a un cargo sin haber hecho antes otra cosa. Ya verás tú como cambiaría rápidamente el panorama", ha considerado Aguirre, quien ha añadido que la idea no es suya sino que es una propuesta del expresidente de la Comunidad Joaquín Leguina "para el PSOE" porque "por lo visto en la directiva de Rubalcaba no ha habido ninguno que haya hecho otra cosa" que dedicarse a la política.






Cambio de la ley electoral
Tras señalar que, en su opinión, "la crisis va a servir para la regeneración de la vida política", ha apuntado que hay que cambiar la ley electoral y "que debería ser como en Inglaterra o Alemania". "Aunque nuestro sistema sea proporcional, que los diputados respondieran concretamente a unos ciudadanos", ha explicado.

También ha apostado por las listas mixtas, con una parte abierta y otra en la que sea el ciudadano el que elija. "Que el ciudadano tenga control de a quién está eligiendo", ha concretado Aguirre, quien ha señalado que en esta cuestión "no se mete mano" porque las "cúpulas de los partidos son las que mandan y no les interesa nada que los diputados en vez de deberse a ellos se deban a los electorales".

En este sentido, ha apuntado que "no hay que elegir a los cargos públicos por lo mansos que son y los pendientes y lo bien que atienden a las indicaciones de sus jefes" sino que "tendrían que atender a las indicaciones del electorado. "Que cambie la ley electoral", ha insistido Aguirre.

Presidencia del PP
Sobre su permanencia en la Presidencia del PP de Madrid, Aguirre ha recordado que la eligieron hace menos de un año por "una mayoría abrumadora del 97,2 por ciento" y que, de momento, lo que ha hecho es dar un paso "atrás en la política" pero no dejarla porque la política, ha dicho, es su "vida".

Ante la posibilidad de volver a la primera línea, Aguirre ha indicado que no va a poner "puertas al campo" y que nunca le ha gustado decir "de ese agua no beberé". "En un futuro quién sabe, pero de momento estoy muy contenta donde estoy", se ha limitado a decir la presidenta.

Sobre Ignacio González, ha asegurado que "tiene convicciones" y tras ser preguntada por si le quieren en el partido ha respondido con otra pregunta a la periodista. ¿Usted cree que a mí me quieren?. Me deberían querer pero no me quieren", ha dicho en tono jocoso, para añadir que era "una broma" y que tiene una "relación muy buena con todos" pero que "quizá" tiene "un estilo de hacer política, de hablar claro que no todo el mundo comparte y no tienen por qué compartirla".
Compartir en Meneame