cabecera
    23 de octubre de 2014

“Ni vi, ni se me ofreció, ni se me dio ningún sobre con dinero; no lo hubiera aceptado”

Sáenz de Santamaría, sobre Bárcenas: “Estamos sorprendidos e indignados. Que se investigue hasta el final”

Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado que el Gobierno está “sorprendido e indignado” por el contenido de las informaciones que se han sucedido en las últimas horas en relación con Luis Bárcenas. Ha pedido una investigación judicial “hasta el final” de la actividad del extesorero y, a título personal y en defensa de su partido, ha dicho: “Ni vi, ni se me ofreció, ni se me dio ningún sobre con dinero y, por supuesto, no lo hubiera aceptado”.
La semana que comenzaba con optimismo económico concluyó con escándalo político. El relato de los acuerdos en Consejo de Ministros ha quedado en segundo plano frente a las explicaciones por las cuentas de Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, y su vinculación con Génova, contradictoria si atendemos a las declaraciones y a las informaciones. ¿Cuenta Bárcenas con despacho, secretaria y coche oficial en la sede del partido? ¿Sabía Mariano Rajoy de los movimientos de su colaborador? ¿Qué opina la vicepresidenta acerca de todo lo publicado?

Sobre la relación de Bárcenas con el partido, Soraya Sáenz de Santamaría se ha remitido a las palabras de María Dolores de Cospedal horas antes, en las que aseguraba que no le constaba nexo alguno. Al igual que la secretaria general, la portavoz ha puesto el acento en que “hay gente en política que trabaja con honradez”. Tal y como exigió la semana pasada al hilo de los presuntos casos de corrupción de líderes catalanes, Sáenz de Santamaría quiere que “se investigue y se siga hasta el final, y que se haga con la agilidad necesaria para tomar medidas cuanto antes”.

Ya esta vez con similares palabras a las que maneja estos días Esperanza Aguirre, ha manifestado que “los primeros interesados” en destapar todo esto son ellos, los propios políticos. “No todos somos iguales”, ha justificado. “Estamos sorprendidos e indignados si eso fuera así”, ha dicho preguntada sobre lo desvelado. No ha sabido responder si Bárcenas cuenta con vehículo en el partido –no controla el parque móvil, ha argumentado- y en el resto de asuntos espinosos ha despejado la pelota: “Es el partido al que le corresponde dar explicaciones oportunas, no al Gobierno”.

A título personal, y con motivo de sus cargos en Génova en años precedentes, sí ha contestado rotunda: “Ni vi, ni se me ofreció, ni se me dio ningún sobre con dinero y, por supuesto, no lo hubiera aceptado”. Los compañeros de El Mundo, el diario que ha destapado la bomba informativa del día, han querido saber si puede confirmar esto mismo de sus colegas de Gobierno. La portavoz ha repetido un recurso anterior: “Estupor y sorpresa y, si se confirma, indignación”, en este caso de los reunidos en Consejo de Ministros, sin entrar en detalles.

Las mismas incógnitas a las puertas de un fin de semana en el que escucharemos al presidente del Gobierno en Almería, donde quizá tampoco desvele mucho, pero en el que el goteo de noticias será incesante, así como las novedades sobre la crisis interna de partido que han destapado las filtraciones a la prensa que han generado la tormenta.
Compartir en Meneame