cabecera
    24 de septiembre de 2014

Crónica política

Ciclogénesis explosiva en el PP

Definitivamente, parece que en esta España es imposible tener un día de tranquilidad político. La “mano negra” no deja de estar presente. Cuando ya parece que la crisis económica está más o menos controlada y que a partir de ahora se va a ir hacia delante, todavía con muchos sacrificios y problemas, ha estallado una crisis política de primer orden que afecta al Partido Popular, presidido por quien es también el jefe del Ejecutivo. Y para complicar las cosas más, producida por una ramificación del “caso Gürtel” que le ha estallado al PP en las manos, sabiéndolo o no.

El fin de semana ha estado protagonizado por la ciclogénesis explosiva que ha sacudido este país en términos meteorológicos y por la “ciclogéneisis” que ha originado en términos políticos la cuenta que según la Audiencia Nacional manejaba el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, en Suiza, que llegó a alcanzar los 22 millones de euros, y los supuestos sobresueldos que pagó en sobres a dirigentes del partido. Hasta el presidente del Gobierno, y también del PP, no le ha quedado más remedio que entrar en esta polémica. Apoyo absoluto a los tres últimos secretarios generales del partido, Maria Dolores de Cospedal, Javier Arenas y Ángel Acebes. De Álvarez Cascos hacia atrás, ni palabra.

El presidente del Gobierno, en su intervención durante la clausura de la conferencia intermunicipal que el PP celebró en Almería el viernes y el sábado, aseguró que si “alguna vez tengo conocimiento de irregularidades o conductas impropias, no me temblará la mano, porque es una de mis responsabilidades y no es menor”. Rajoy se refería así a este polémico asunto, para añadir que “tres secretarios del PP (Cospedal, Arenas y Acebes) han dicho claramente que las cuentas del partido se han ajustado a la legalidad y yo creo que todos ellos cuentan con una trayectoria de honradez y ejemplaridad para todos nosotros”, en referencia a los miembros del partido presentes en esa conferencia intermunicipal.

Y es que esta nueva polémica llega justo en un momento en que tanto el PP como el PSOE intentaban lograr un pacto para recuperar la credibilidad en la política y acabar con la imagen de corrupción, en buena parte real, según las fuentes consultadas por este diario, que una gran parte de la población tiene sobre los partidos, los sindicatos y demás organizaciones del entramado político de este país.

Evidentemente, este ejercicio de entendimiento va a acabar en nada, porque el problema que tiene el PP, “es muy grave”, afirman los mismos medios, “y es una perita en dulce para un PSOE que busca desesperadamente argumentos para desgastar a los populares, aunque también tenga a algún miembro de su partido, del nivel de José Blanco, inmerso en causas judiciales”.

Y esta “perita en dulce” no la ha dejado pasar el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Este domingo, ha anunciado una triple acción contra el Gobierno y el PP, desde el ámbito judicial y parlamentario. El líder socialista ha relatado la hoja de ruta que su partido va a llevar a cabo contra el PP y que comienza con una denuncia en la Audiencia Nacional para que se investiguen los supuestos sobresueldos pagados por Bárcenas a dirigentes populares. Además, pedirá una comisión de investigación en el Congreso sobre “todo el proceso de amnistía fiscal”, aprobado por el PP para recuperar dinero procedente de la evasión fiscal, para saber si Bárcenas ha acudido al mismo, como diferentes medios afirman.

La tercera parte de este paso es la petición de la comparecencia urgente en el Congreso de los Diputados del presidente de Gobierno y del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de quien, por cierto, el PSOE, ya ha pedido su dimisión, se sepa o no lo que haya pasado.
Compartir en Meneame