cabecera
    21 de octubre de 2014

El Rey volverá a ganar en 2013 casi 300.000 euros brutos y el Príncipe, la mitad

El presupuesto de la Casa Real se reduce un 4 por ciento

El Rey mantendrá su sueldo bruto en 292.752 euros y el del Príncipe de Asturias en 146.376 euros, y ha decidido recortar para 2013 en 55.000 euros la cantidad presupuestada para retribuir al resto de miembros de la Familia Real. Según los datos facilitados por la Casa del Rey para explicar la distribución de los 7,93 millones de euros que percibirá esta institución de los Presupuestos Generales del Estado, la partida que más baja en términos relativos es el capítulo destinado a la Familia Real, con un recorte del 7,29 por ciento, hasta los 699.128 euros.
El Rey mantendrá su sueldo bruto en 292.752 euros y el Príncipe de Asturias en 146.376 euros, y ha decidido recortar para 2013 en 55.000 euros la cantidad presupuestada para retribuir al resto de miembros de la Familia Real.

Según los datos facilitados hoy por la Casa del Rey para explicar la distribución de los 7,93 millones de euros que percibirá esta institución de los Presupuestos Generales del Estado, la partida que más baja en términos relativos es la destinada a la Familia Real, con un recorte del 7,29 por ciento, hasta los 699.128 euros.

El sueldo bruto anual de don Juan Carlos y de don Felipe vuelve a los niveles de 2011, tras el recorte puntual del 7,1 por ciento para 2012 que el Rey se aplicó a sí mismo y al Príncipe el pasado julio, en línea con los ajustes aplicados a los miembros del Gobierno.

Ello supuso una rebaja de 21.000 euros en los ingresos del monarca y de unos 10.400 euros en el caso del Heredero de la Corona.

Las mismas fuentes se han mostrado convencidas de que, si el Gobierno volviera este año a aplicar una reducción salarial a los funcionarios de la Administración del Estado, don Juan Carlos volvería a decidir el correspondiente recorte en las retribuciones de la Familia Real y de la Casa.

Entre los ajustes más importantes del presupuesto, cuyo desglose publica hoy la web oficial de la Casa, destacan también los 96.000 euros en que se reducen los gastos protocolarios y representativos, así como los 80.000 euros menos en el pago de incentivos para remunerar la productividad y mayor dedicación de sus funcionarios y de los de otros organismos públicos que prestan allí sus servicios.

Estas medidas se enmarcan en un esfuerzo de austeridad presupuestaria promovido por el propio don Juan Carlos, quien, según explican fuentes de la Casa, dio orden de reducir al máximo todos los gastos, tanto los propios como los costeados por otros organismos del Estado.

El recorte en 55.000 euros aplicado por el Rey a la partida presupuestada para gastos de representación de la Reina, la Princesa y las infantas Elena y Cristina obedece tanto a razones de austeridad como a una menor participación en actividades oficiales, según explican estas fuentes, sin precisar si alguno de estos miembros de la Familia Real no percibirá retribución alguna.

Para poder ahorrar 96.000 euros en el capítulo "atenciones protocolarias y representativas", donde se incluyen los gastos ocasionados por actos a los que asisten los miembros de la Familia Real, se harán menos almuerzos, recepciones y regalos protocolarios, y se procurará que los que se mantengan sean menos costosos.

Hay un apartado relativo a materiales y suministros, donde se incluye el coste de la página web de la Casa del Rey, que también se reduce en 35.000 en euros para este ejercicio, con medidas como la centralización del sistema de impresión o la implantación del uso de un mismo papel ecológico para todos los documentos oficiales.

Y aunque el alquiler de servicios para el nuevo procedimiento de impresión ha obligado a subir el apartado "arrendamientos y cánones", que supone 140.000 euros, el balance final del capítulo de gastos corrientes baja un 4,37 por ciento respecto a 2012, con un ahorro de 147.000 euros, que dejan un monto de 3.218.000 euros.

Los gastos del personal se llevan casi la mitad del presupuesto de la Casa, un 48,78 por ciento, y se quedan en 3.870.000 euros, lo que representa una disminución del 3,25 por ciento respecto a 2012. Hay una plantilla propia de la institución que a finales de 2013 estará integrada por 133 personas, seis menos que en 2012, y una plantilla de apoyo, con personal de ministerios para labores diversas (como seguridad, administración y desplazamientos), que se queda en 353 funcionarios, 16 menos que a finales de 2011.

Todos ellos perciben unos incentivos que complementan sus salarios y que suman 2.654.000 euros, lo que supone una importante reducción de 80.000 euros; el sueldo de los altos cargos cuesta 700.102; el de los funcionarios, 72.000 euro; el personal laboral, 75.000; el epígrafe "otro personal" consume 56.000 euros, y las prestaciones y gastos sociales suponen 312.898 euros.

La Casa del Rey ha ahorrado asimismo 39.000 euros en "indemnizaciones por razón del servicio", fundamentalmente al gastar menos en desplazamientos y alojamientos en viajes oficiales.

A la hora de decidir la cuantía del ajuste, también se han tenido en cuenta la amortización de puestos de trabajo por jubilaciones y la reducción del gasto en comisiones de servicio.

Los 7,93 millones asignados a la Casa del Rey para 2013, tras una reducción del 4 por ciento respecto a 2012, sitúan la partida global en niveles inferiores a 2006 y, si se observa la evolución de los últimos 10 años, su crecimiento del 9,81 por ciento contrasta con el aumento en un 44,16 por ciento de los gastos no financieros del Estado y con la subida del 30,4 por ciento en el IPC general.
Compartir en Meneame