cabecera
    1 de octubre de 2014

crónica política

Rajoy se enfrenta a la "ciclogénesis Bárcenas"

En este sentido, Rajoy ha sido tajante al encargar sendas auditorías internas y externas para saber si Bárcenas pagó sobresueldos a dirigentes populares. Al mismo tiempo, también ha expresado ante los miembros del Comité Ejecutivo Nacional popular la necesidad de llegar a un gran pacto de Estado con la oposición, sobre todo con el PSOE, para luchar contra la corrupción política.
Y es que al final, como señalan los analistas consultados por este diario, la borrasca o la tormenta perfecta afecta ya todos por igual. Supuestos sobresueldos en el PP, ratificados con nombre y apellidos por uno de sus miembros, Jorge Trías Sagnier, y por el otro lado, “Ideas”, la fundación del PSOE dando 600.000 euros, es decir cien millones de las antiguas pesetas a familiares y amigos, entre ellos la hermana de la número dos del partido, Elena Valenciano, según ha publicado “El Mundo”.

Actitud que desde los socialistas no se niega, sino que se defiende, porque como ha señalado su portavoz parlamentaria es lógico que el dinero se de a personas afines. Los analistas consultados señalan que efectivamente “es lógico que el dinero se de a personas afines, proceda de una fundación política o de un partido, pero lo que desde luego no es nada lógico es que se trate de fondos públicos recibidos por el PSOE o el PP”.

En este sentido, según los mismos medios, el gran problema de la democracia española, “que siempre ha estado latente, pero que ya se ha destapado en toda su dimensión, es de la corrupción”. Parecía que los tiempos en el director de la Guardia Civil y el gobernador del Banco de España, Luis Roldán y Mariano Rubio, eran detenidos por “meter mano en la caja” eran ya pretéritos, pero no, “la corrupción es incorruptible y sigue paso a paso recorriendo la actuación de determinados dirigentes de los partidos políticos, ya sean populares, socialistas o nacionalistas”.

Dicho esto, en Cataluña sigue abierto el debate, o lo parecía hasta este lunes sobre la postura que el PSC iba a adoptar ante un posible apoyo al Gobierno de Artur Mas ante la propuesta independentista que el Parlamento catalán aprobará más que previsiblemente el próximo día 23. CiU ha maniobrado hasta el último momento para que los socialistas catalanes se sumaran a esa “consulta”, y más después “de los cantos de sirena del PSC reclamando un cambio constitucional, apoyado por Alfredo Pérez Rubalcaba, para hacer de España un estado federal”. Una posible consulta a que los socialistas no están en principio en contra, aunque sí a que en que la declaración que se apruebe en el Parlamento catalán este miércoles se incluya la palabra soberanía.
Compartir en Meneame