cabecera
    30 de septiembre de 2014

Por los gastos excesivos de la Generalidad de Cataluña a lo largo de 2012

Mas se empeña en sacar adelante su plan soberanista mientras se dispara el déficit

Jornada intensa la que ha protagonizado el presidente catalán Artur Mas. Si por la mañana representantes de CiU, acompañados por otros de ERC e ICV-EUiA, acudían al Parlamento autonómico para presentar su texto secesionista, al que finalmente no se ha adscrito el PSC, por la tarde, la Generalidad tenía que admitir que ha superado el déficit pactado por el Gobierno de Mariano Rajoy fijándose el mismo finalmente en el 2,3 por ciento, ocho décimas más de lo autorizado.

Delegados de CiU, ERC e ICV-EUiA presentaban en la mañana de este martes una propuesta de declaración de soberanía conjunta, mientras que el PSC ha registrado una resolución alternativa aunque ha solicitado a la Mesa del Parlamento una prórroga del plazo para registrar enmiendas, que terminaba a las diez de hoy, para poder continuar negociando.

Tras el fracaso de la reunión de ayer lunes de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP para fijar una posición común, los partidos han registrado hoy divididos las enmiendas a la declaración de soberanía que se debatirá este miércoles en el pleno del Parlamento regional.

Disconformes con el planteamiento de "soberanía" compartido por CiU, ERC y ICV-EUiA, los socialistas han registrado una enmienda que plantea un derecho a decidir "legal"y defiende que Cataluña, por razones de legitimidad democrática, tiene "carácter de sujeto político y puede ejercer su derecho de forma acordada entre los gobiernos catalán y español".

Aunque a las 10.00 horas ha terminado el plazo para presentar enmiendas, la Mesa analiza la petición de prórroga que los socialistas han pedido para estudiar el documento presentado hoy por CiU, ERC y ICV-EUiA con el fin de ver si hallan puntos en común.

Horas más tarde de presentar el plan secesionista se hacía público que el déficit de la Generalitat ha alcanzado el 2,3% del PIB en 2012, frente al 1,5% que exigía el Estado a todas las autonomías, con lo que el ejecutivo catalán superó en ocho décimas, según sus datos, el límite marcado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En rueda de prensa después de la reunión del gobierno catalán, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, y el portavoz del Gobieno y consejero de Presidencia, Francesc Homs, han dado a conocer estos datos, y han resaltado que el desfase entre ingresos y gastos en 2012 es inferior en 1,69 puntos al de 2011 (que fue del 3,99 %).

A pesar de no poder cumplir el límite de déficit fijado por el Gobierno español para 2012, el ejecutivo catalán ha querido destacar el "esfuerzo" que ha hecho por cumplir, y ha resaltado que, de 2011 a 2012, la Generalitat ha reducido su déficit en 3.484 millones de euros.

Mas-Colell ha concluido que el Gobierno catalán "ha hecho su trabajo de forma muy contundente", y ha argumentado que si el Estado hubiera repartido el déficit de una forma equitativa o bien no le hubiera puesto "trabas", la Generalitat habría cerrado 2012 con un déficit del 1,53 % del PIB.

Según Cataluña el recorte de ingresos finalistas del Estado -que la Generalitat ha tenido que compensar (296 millones)-; el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut (211 millones), actuaciones del Estado que han hecho gastar al gobierno catalán (138 millones) o el menor impacto económico de las medidas puestas en marcha por Cataluña en salud, educación y bienestar (866 millones) le han provocado dejar de contar en 2012 con 1.511 millones de euros, el 0,77 % del PIB.

Según el gobierno catalán, en 2012 la administración catalana redujo el gasto no financiero el 5,8 %, una reducción acumulada en 2011 y 2012 del 12,2 %. Excluyendo el pago de los intereses de la deuda, el esfuerzo de reducción del gasto fue en 2012 del 7,2 %, y del 15,7 % en dos años.

A pesar de ello, la Generalitat ha hecho hincapié en que estos recortes en el gasto se han hecho "manteniendo la prioridad del gasto social", que se ha rebajado un 12,5 % en dos años, frente a un recorte medio del 21,9 % del resto de políticas públicas.

Como síntesis, el presidente catalán ha insistido en que, desde que gobierna, cada día ha recortado los gastos en 5,7 millones de euros. "Estamos en fase de control de los déficit de la Generalitat, pero lo podríamos llegar a controlar y estabilizar la situación en Cataluña si contáramos con la colaboración leal del Gobierno", ha afirmado Mas.

"Incluso en 2012, con una actuación leal, (la Generalitat) habría podido cumplir con un objetivo impuesto e injusto", ha sentenciado Mas, en un momento en el la Generalitat insiste en pedir al Gobierno español que flexibilice el objetivo de déficit para 2013, que está fijado actualmente en el 0,7 %.

Asimismo, el gobierno catalán ha destacado que el año pasado tuvo que afrontar el pago de 1.724 millones de euros por intereses de la deuda y de otros 1.132 millones por el pago de inversiones con financiación diferida.
Compartir en Meneame