cabecera
    24 de noviembre de 2014

crónica política

"El mesías Mas se lleva por delante a los suyos"

Pero parece que no va a ser así. Según los analistas políticos consultados por este diario, a cada minuto que se acerca a este jueves, le salen más problemas. Y cada vez de mayor calado, tanto en términos políticos como económicos, que “hacen que ya se esté empezando a llevar por delante a los suyos en ese espíritu mesiánico que la ha entrado”, señalan las fuentes consultadas por este diario.

En el primero de los capítulos, ya no solo es que los socialistas catalanes se hayan negado al final a dar su apoyo a un proyecto que incluye la palabra soberanía dentro del proceso independentista emprendido por Artur Mas, sino que además, esta iniciativa puede poner en peligro la continuidad de CiU como coalición. En el segundo, por su incapacidad para controlar el déficit público, mientras, eso sí, no le tiembla el pulso para pedir 5.300 millones de euros al Gobierno central.

Como era de esperar, ha habido una persona dentro de esa formación, que evidentemente ya estaba marcada, y que ha provocado, en el buen sentido de esta palabra, una auténtica catarsis dentro de CiU. La postura de Josep Antoni Duran Lleida, el portavoz de Convergencia i Unió en el Congreso de los Diputados, ante el proceso independentista emprendido por Mas ha abierto una enorme brecha en esa coalición que amenaza hasta con romperla.

El lunes, el partido de Mas , a través del consejo territorial de Convergencia Democràtica de Catalunya en Barcelona, reprobaba a Duran Lleida por “dañar la imagen y la cohesión interna de CiU y desdibujar su compromiso con el derecho a decidir”. La contestación por parte de Unió no se ha hecho esperar y su secretario general, Josep Maria Pelegri, no ha tenido este martes ningún reparo en advertir a CDC que, si quiere, revise el acuerdo de coalición si “tanto les disgusta”.

Más lejos ha ido Pelegrí sobre Mas y su estrategia política, sin citarla pero sí sobre lo conseguido en las urnas con su plan independentista. El dirigente de UDC ha subrayado que lo hecho por CDC el lunes en Barcelona, en un acto en el que estuvo presente su secretario general, Oriol Pujol, es “una declaración doblemente irresponsable por lo que supone de negación de la identidad propia de los partidos que integran la federación y porque es un ejemplo paradójico de desviar la responsabilidad propia de lo que no ha sido un buen resultado electoral. Si no les gusta la federación, que planteen en los órganos competentes de su partido la denuncia del acuerdo de federación".

Y partir de aquí, como señalan las fuentes consultadas, otra de Mas. Mucho pedir al Estado 5.300 millones de euros el pasado año para poder hacer frente a los pagos pendientes y no caer en bancarrota pero el déficit público catalán “sigue a su libre albedrío, sin que el mesiánico presidente independentista de la Generalitat haga algo para rebajarlo, quizás porque sólo piensa en celebrar el referéndum para separar a Cataluña de España”.

Mas ha admitido que mientras pedía durante el año pasado la ayuda del Estado español para hacer frente a sus compromisos de pago, la Generalitat incumplía durante 2012 su objetivo de déficit en ocho décimas, hasta situarlo en el 2,3 por ciento.

Sobre el otro gran tema político, la “ciclogénesis explosiva” originada por las cuentas del ex tesorero del PP Luis Bárcenas en Suiza, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contestará la próxima semana en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados a preguntas de la oposición sobre este escándalo. Una sesión de control a la que en principio no estaba prevista la asistencia de Rajoy.
Compartir en Meneame