cabecera
    23 de septiembre de 2014

El ministro se acoge al secreto tributario para no dar explicaciones sobre el caso

Montoro, sobre Bárcenas y la amnistía fiscal: "La regularización no encubre el delito cometido"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado este miércoles que Luis Bárcenas "no está en la lista" de beneficiarios de la amnistía fiscal, ha apelado al secreto tributario para no dar más detalles del extesorero del PP y ha dicho que esta regularización especial "no borra ni limpia delitos".

En medio de una gran expectación por ser el primer miembro del Gobierno en hablar en el Congreso sobre el caso Bárcenas, Montoro ha comparecido en la Comisión de Hacienda de la Cámara, donde también ha señalado que la regularización fiscal especial ha permitido aflorar 40.000 millones de euros y recaudar cerca de 1.200 millones.

La amnistía fiscal, según ha recalcado en varias ocasiones, "no encubre el delito cometido" y tampoco es opaca, porque quienes se han acogido están registrados e identificados en la base de datos de Hacienda.

Eso sí, el nombre del extesorero del PP que llegó a acumular en una cuenta en Suiza 22 millones de euros "no está en la lista" de la amnistía según ha reiterado Montoro, quien además ha hecho hincapié en que Bárcenas no es miembro de su partido, el PP, desde 2009 -cuando dimitió por su imputación en el caso Gürtel-.

Tras insistir en que "ninguna persona física o jurídica puede favorecerse" de la amnistía en el supuesto de que esté inmersa en un proceso administrativo o judicial, ha señalado que esa medida es "plenamente compatible" con la ley de prevención de blanqueo de capitales porque no permite regularizar fondos procedentes de actividades ilícitas.

Montoro no ha citado a Bárcenas hasta el final de su comparecencia y después de escuchar la petición en bloque de todos los diputados de la oposición para que fuera más claro en sus explicaciones sobre el extesorero y algunas peticiones de dimisión como la lanzada por el diputado socialista Pedro Saura.

Tras llamar "ruin" e "impertinente" a Saura por preguntarle si ha cobrado sobres en B en el PP, Montoro ha reprochado al PSOE la ausencia en esta comisión de su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha pedido insistentemente su dimisión.

Antes, Saura ha acusado a Montoro, de saber que la amnistía fiscal que él mismo "diseñó" iba a beneficiar a "presuntos defraudadores y presuntos delincuentes" e iba a permitir que se acogieran a ella "centenares de Bárcenas".

Saura ha señalado que sin la comisión rogatoria a Suiza que ha permitido saber la fortuna que tuvo Luis Bárcenas en cuentas bancarias en ese país, el extesorero del PP y "compañero" de Montoro "se podría perfectamente haber acogido" a esa regularización especial.

El resto de los portavoces de la oposición han coincidido en pedir al ministro más "claridad" sobre los datos fiscales de Bárcenas y también le han reclamado que hiciera pública la lista de beneficiados por la amnistía.

Josep Sánchez Llibre, de CiU, ha reprochado al ministro que presumiera de los resultados de esta regularización porque, le ha recordado, han supuesto recaudar la mitad de lo inicialmente previsto.

José Luis Centella de IU, Laia Ortiz de ICV y Álvaro Anchuelo de UPyD han coincidido en reprochar a Montoro que no haya contestado a sus preguntas y se haya ido del Congreso sin aclarar realmente en qué medida esa amnistía ha favorecido al extesorero de los populares.

Pedro Azpiazu, del PNV, también ha instado al ministro a librar "la guerra contra los chorizos" porque la crisis ha permitido destapar que "hay demasiados ladrones y aprovechados" en torno a la política y a las finanzas.

En su comparecencia, el titular de Hacienda ha explicado que a la amnistía fiscal se han acogido 29.065 personas físicas y 618 jurídicas.

Aunque en principio estaba previsto que se recaudase el 10 por ciento del dinero que aflorase en la amnistía, los ingresos tributarios según Montoro han sido de cerca de 1.200 millones, lo que supone un 3 por ciento de los 40.000 millones regularizados.

Fuentes de Hacienda han explicado a Efe que de esa cantidad aflorada 12.000 millones se deben a rentas no declaradas y no prescritas -con el gravamen del 10 %- mientras que los 28.000 millones restantes afloran con rentas ya prescritas que por eso no están sometidas a gravamen.
Compartir en Meneame