cabecera
    24 de julio de 2014

PARA reducir su tributación en la declaración del IRPF

Urdangarin facturó servicios "personalísimos" a través de la sociedad que comparte con la Infanta

Iñaki Urdangarín utilizó, según la acusación de la Agencia Tributaria de Cataluña, la sociedad que comparte con la Infanta Cristina, Aizoon, para facturar servicios "personalísimos", como los gastos de su propio servicio doméstico o los de su asistenta personal, con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF.
La Agencia Tributaria de Cataluña acusa al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, de haber "interpuesto" a la sociedad Aizoon, cuya propiedad comparte a partes iguales con la Infanta Cristina, para facturar "ciertos servicios de carácter personalísimo" que nada tenían que ver con la actividad de la inmobiliaria, todo ello con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF.

En un extenso informe al que ha tenido acceso Europa Press, la Agencia Tributaria señala cómo durante 2007 y 2008, ejercicios en los que Urdangarin habría defraudado a Hacienda al menos 240.000 euros, utilizó Aizoon como "pantalla" para tributar gastos como los de su propio servicio doméstico o los de su asistenta personal, con el objetivo de beneficiarse de un tipo impositivo inferior (el aplicado a las sociedades).

Asimismo, de la inspección realizada resulta, según el informe, que durante esos años el yerno del Rey Don Juan Carlos percibió retribuciones procedentes de entidades privadas por su condición de consejero asesor que, sin embargo, eran facturadas a través de Aizoon con el mismo fin de tributar menos en su declaración de la renta.

Se trata de unos ingresos que percibió de mercantiles como Motorpress Ibérica, Aceros Bergara, Mixta África, Pernod Ricard (Francia), Havas Sports France y Seeliger y Conde que quería "ocultar" a la hora de pagar el IRPF y que, de acuerdo con los datos obtenidos por Hacienda, "resulta claro" que "deben imputarse a la persona física [en relación al Duque de Palma] y no a la persona jurídica [Aizoon]".

En la plantilla había "una haciendo 'corta y pega' de Internet"
Uno de los motivos que lleva a esta conclusión radica, según los inspectores, en que la plantilla de Aizoon no era "idónea" para los servicios que supuestamente prestaba. Así, la "teórica" plantilla de la sociedad estaba integrada, entre otros, "por cuatro empleados del hogar, una estudiante, una encuestadora que dice trabajar para otra persona, dos personas que nunca nadie ha visto trabajar para la sociedad, un chico de los recados y una con primero de estudios de Enfermería haciendo 'corta y pega' de Internet".

"De acuerdo con esa composición, esa plantilla difícilmente podía prestar los servicios de asesoría a las entidades a las que facturaba y de las que el señor Urdangarin era consejero/asesor", asevera la Agencia Tributaria.

De nuevo ante el juez el 23-F
Este informe de Hacienda se hace público el mismo día en que Urdangarin ha sido citado a declarar de nuevo en los juzgados de Palma el 23 febrero y su ex socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, y la mujer de éste, Ana María Tejeiro, para el día 16, por presuntos delitos contra la Hacienda Pública por fraude fiscal de, al menos, 470.000 euros en 2007 y 2008.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha dictado un auto de citación para los tres, en respuesta a la solicitud que hizo la Fiscalía el pasado sábado, después de que un informe de la Agencia Tributaria constate hasta tres supuestos delitos fiscales: uno del Instituto Nóos por fraude en el impuesto de sociedades en 2007, y dos de Urdangarin por sus declaraciones del IRPF en 2007 y 2008.

Urdangarin ya declaró ante el juez Castro el 26 de febrero de 2012, cuando señaló a su exsocio como responsable de las cuestiones contables de Nóos y afirmó que su función era únicamente institucional. Torres compareció ante el juez el 11 de julio de 2011 y defendió la legalidad de los dos convenios firmados por Nóos con el Govern balear en 2005 y 2006 por valor de 2,3 millones. Las declaraciones serán grabadas, en vez de transcritas en el mismo momento que se produzcan, han informado fuentes jurídicas.
Compartir en Meneame