cabecera
    24 de julio de 2014

se saltaron la disciplina de partido

Los cinco díscolos del PSC

Si ya resultaba incómoda la discrepancia PSOE-PSC sobre la celebración de una consulta, no menos lo es la interna que se le presenta ahora a los socialistas catalanes, incapaces de llegar a un acuerdo. La consigna de voto era oponerse a la propuesta encabezada por Artur Mas, pero cinco diputados, una cuarta parte del grupo, tomaron el camino de saltarse la disciplina y ni siquiera apretaron el botón en un sentido u otro. Como argumento, que habían solicitado libertad a Pere Navarro, su líder, "por respeto" a su plural electorado. Al no acceder Navarro, tomaron la determinación ya sabida. ¿Quiénes son los cinco díscolos?
Marina Geli fue consejera de Salud de 2003 a 2010 con los gobiernos de Pascual Maragall primero y más tarde de José Montilla. En la actualidad es secretaria de Salud del PSC. Saltó a la actualidad nacional hace algo más de dos años por las críticas recibidas con motivo de una controvertida campaña de educación sexual promovida desde la Generalitat.

Núria Ventura es periodista –trabajó en RAC 1 o Diario de Tarragona- y, claro está, política: concejal en el Ayuntamiento de Ulldecona, su localidad natal, y diputada autonómica. Explicó así el motivo de su no voto en el Parlament: "Propusimos la libertad de voto a la dirección del PSC y, al no ser consensuada, nos reafirmamos: no podemos votar 'no'".

Rocío Martínez Sampere es considerada un joven valor en el partido y una de las diputadas con mayor formación de la bancada. Entre otros lugares, ha ejercido la docencia en la London School of Economics. Estuvo también en la Dirección de Análisis y Prospectiva de 2004 a 2010 en la Oficina del Presidente de la Generalitat. Es secretaria de Economía del PSC y fue la cabeza visible de los socialistas en las negociaciones sobre el finalmente fracasado pacto fiscal.

Ángel Ros Domingo es alcalde de Lérida y militante desde 1979. Preside la Comisión de Nuevas Tecnologías y sociedad de la información de la Federación Española de Municipios y Provincias. Físico de formación y doctor en Informática, siempre se ha considerado del ala más catalanista del PSC y era por tanto, por veteranía y convicciones, uno de los huesos más duros de roer para Pere Navarro a la hora de discutir la cuestión soberanista.

Por último, Joan Ignasi Elena. Seis años alcalde de Vilanova de la Geltrú. Es abogado –especializado en Derecho Laboral y derechos de autor- y político. Su carrera en este terreno comienza en 1991 como secretario de la Juventud Socialista de Cataluña. En la Ejecutiva entra diez años más tarde, de la mano de Pere Navarro, que le dio el cargo de Innovación e Impulso de la Alianza de Progreso. Catalanista reconocido como Ros, detecta intentos de purga en el PSC de esta tendencia, mientras que, a su parecer, los votantes de este partido no tienen un único punto de vista.
Compartir en Meneame