cabecera
    22 de diciembre de 2014

debate sobre el estado de la nación

IU pide la dimisión de Rajoy, UPyD quiere "refundar" el Estado y CiU denuncia "juego sucio"

IU vuelve a pedir la dimisión de Rajoy
El líder de la Izquierda Plural, Cayo Lara, ha aprovechado el debate sobre el estado de la nación para volver a pedir la dimisión del jefe del Ejecutivo y la convocatoria de elecciones por considerar que tras su política de retrocesos sociales y la corrupción no está legitimado para seguir en su cargo.

En su intervención, Cayo Lara ha incidido en que la dimisión es la única salida honrosa que le queda a Rajoy, que está gobernando "contra los deseos" de la mayoría de la sociedad y, además, lo está haciendo "en fraude electoral" porque, según Lara, ofreció un programa reiteradamente "incumplido".

Una "estafa" a la que se suma, ha añadido, el caso Bárcenas sobre la supuesta financiación irregular del PP que, de ser cierta, supondría, entre otras cosas, que el partido del gobierno habría competido "tramposamente" en los comicios con "dinero bastardo".

En su respuesta, Rajoy ha pedido a Cayo Lara "mesura" y "moderación" y ha confiado en que, por el bien de España, nunca llegue a tener responsabilidades de Gobierno porque, con sus propuestas, "el déficit se multiplicaría por cuatro en treinta minutos".

Sin embargo, el líder de IU ha insistido en hacer una defensa intensa de lo público y ha mostrado su solidaridad con los "cuatro mil trabajadores de Iberia" que están defendiendo su empleo, los jueces y fiscales que están en huelga y las personas que han sido desahuciadas y han perdido su vivienda.

IU, ha dicho, está con las mareas blancas y verdes que el próximo 23 de febrero volverán a manifestarse en las calles "reivindicando" lo público y los derechos "que les están arrebatando a borbotones".

Lara le ha recordado a Rajoy que cumplir con su deber, como ha dicho esta mañana, "es cumplir con el contrato electoral que tenía con los ciudadanos" y que lo contrario es "fraude electoral".

UPyD quiere "refundar" el Estado
La líder de UPyD, Rosa Díez, ha abogado hoy por "refundar el Estado", convencida de que el problema que lastra la capacidad de recuperación es "un modelo elefantiásico, inconexo, injusto e improductivo", para lo cual habría que disolver las Cortes y abrir un proceso constituyente.

Díez ha cerrado con su intervención la primera jornada del debate sobre el estado de la nación que se celebra en el Congreso, donde ha considerado que la actual situación del país es "desoladora" y el Estado "es más débil ahora que antes de las elecciones de 2011".

Ha sido además, según ha destacado, el año "del auge del nacionalismo separatista", con "el secesionismo catalán subvencionado con rescate incondicional de la Generalitat" y la vuelta de "Batasuna a las instituciones en un clima de absoluta impunidad y triunfo político de las tesis de ETA".

En su dibujo del panorama actual, Díez ha apuntado que progresa la pobreza, retrocede la igualdad, avanza la corrupción y disminuye la calidad del sistema educativo, lo que le ha llevado a concluir que "España es un país cada vez más pobre, cada vez más desigual, cada vez más injusto, cada vez más corrupto".

Una situación que se ha agravado -ha apostillado- con las decisiones del Gobierno de Rajoy, que "han deteriorado la convivencia y han dilapidado la ya escasa confianza de los ciudadanos en las instituciones".

Frente a esa "ruina", Díez ha planteado un pacto de legislatura en el que todos los grupos se comprometan a aprobar por la vía de urgencia reformas legales como la de la ley electoral, para abrir a continuación un periodo constituyente.

"¿No creen que ha llegado la hora de que antepongamos nuestra condición de representantes de los ciudadanos a la de políticos de partido?", ha preguntado a Rajoy y a la bancada del PP.

Díez ha propuesto un pacto de legislatura en el que todos los grupos se comprometan a aprobar por la vía de urgencia reformas legales como la de la ley electoral, para abrir a continuación un periodo constituyente.

CiU denuncia un "juego sucio" del Estado
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha denunciado este miércoles un presunto "juego sucio" entre los partidos y del Estado frente a los partidos, y ha advertido: "los políticos nos estamos destrozando entre nosotros sin piedad, sin distinguir la verdad de la falsedad".

Duran ha hecho esta reflexión al final de su discurso en el debate sobre el estado de la nación, en el que ha exigido "respuestas claras" a preguntas como "cuántas acusaciones se han formulado en base a una unidad de la policía bajo el silencio del Gobierno".

"¡Caiga quien caiga! Luz y taquígrafos. No silencios que alimenten un supuesto juego sucio o que permitan impunidad a la repugnante acción del espionaje", ha reclamado.

En su discurso, Duran se ha mostrado "dispuesto al diálogo" sobre las medidas propuestas por el presidente del Gobierno contra la corrupción, aunque ha recordado que el presidente de Cataluña, Artur Mas, y otras instituciones ya "están trabajando en esa línea".

Tras apostar por cambiar la actual ley electoral "caduca", ha dicho también que teme que la "incapacidad o el ánimo de destrucción de unos contra otros acabe destruyendo la democracia" en favor del populismo.

En referencia al caso Bárcenas, se ha reafirmado en que cree que Rajoy es una "persona honesta", pero también en que ni él ni su partido "han dado explicaciones suficientes".

No obstante, ha reivindicado el papel de los jueces y fiscales en estos asuntos, frente al de políticos y periodistas, y ha propuesto "abrir un periodo de reflexión, dialogar, compartir y tomar medidas".

"Esta necesidad está, a mi juicio, muy alejada del cainismo que domina entre nosotros", ha insistido, y ha agregado: "nos estamos equivocando y lo vamos a pagar caro".



Compartir en Meneame